El Principado aprueba 1,7 millones para el saneamiento de Solís y Cancienes

Presentación del proyecto de saneamiento a los vecinos de Solís y Cancienes. / MARIETA
Presentación del proyecto de saneamiento a los vecinos de Solís y Cancienes. / MARIETA

El consejo de Gobierno dio el visto bueno al gasto para ejecutar las obras necesarias para realizar 151 nuevas acometidas domiciliarias

SHEYLA GONZÁLEZ NUBLEDO.

El consejo de Gobierno del Principado aprobó ayer el gasto de 1,7 millones de euros para el saneamiento de Solís y Cancienes norte. Un proyecto que creará la red inexistente hasta el momento en la zona y que la unirá con la cuenca del río Alvarés, en Corvera.

La obra contempla la construcción de una red de colectores que recojan las aguas residuales de origen doméstico de las viviendas existentes en los núcleos de La Sota, Agüera, Solís este, Solís, El Pontón, Cancienes norte y Taújo, donde residen 261 vecinos. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de dieciocho meses, según se había anunciado.

«El proyecto fue aprobado tras pasar previamente por la Junta de Saneamiento. El siguiente paso es la licitación de las obras. Así, vamos dando los pasos administrativos y de gestión necesarios para llevar a cabo esta obra tan importante para el concejo», explicó ayer el alcalde, Iván Fernández.

El Ayuntamiento de Corvera invirtió el año pasado 15.000 euros en la redacción de este proyecto de saneamiento. Actualmente, toda la zona de ámbito del mismo carece de red de saneamiento de fecales, por lo que las aguas residuales generadas son tratadas en el mismo sitio mediante fosas sépticas.

La nueva red de colectores proyectada conectará con el colector interceptor del río Alvarés, por donde discurren las aguas residuales hasta su tratamiento en la depuradora de Maqua. El proyecto contempla siete redes de saneamiento, una para cada una de las zonas afectadas. Esto se traduce en la ejecución de más de 12.132 metros de colectores, 421 pozos de registro y 151 acometidas domiciliarias.

El saneamiento no llegará a todas las viviendas. «Quedan dieciocho casas fuera del proyecto, por situarse en zonas más alejadas y dispersas entre sí. No obstante, nuestra intención es llevar el saneamiento también a esas viviendas estudiando caso por caso, si es posible con la financiación del Principado y, si no, con fondos del propio Ayuntamiento», destacó Iván Fernández. En este sentido anunció que desde el Consistorio ya se está avanzando para conseguir el permiso de los vecinos por cuyos terrenos pasarán las tuberías del saneamiento y que por tanto se ocuparán temporalmente durante las obras.

«La colaboración vecinal para la realización de este tipo de obras es fundamental y habitual, como ya se hizo cuando se llevó a cabo el saneamiento de Villa, Campañones o Molleda», comentó el alcalde.