El Principado prohíbe la reinclusión de los jabalíes de Salinas a su medio natural

Uno de los jabatos, en la finca de seguridad. / MARIETA
Uno de los jabatos, en la finca de seguridad. / MARIETA

Por el contrario, lo único que proponen es mantenerlos en cautiverio o sacrificarlos para su posterior consumo, según Fapas

ALEJANDRO L. JAMBRINASALINAS.

Parece que el culebrón que rodea a los jabalíes que desde hace un mes se han estado paseando por las calles de Salinas no llega a su fin. La protectora Anadel decidió el martes pasado capturar a los cuatro suidos que quedan, que fueron trasladados a una finca segura donde están siendo vigilados y cuidados por varios integrantes de la protectora. En un principio, la idea era que este espacio fuese utilizado como depósito legal hasta que la Consejería de Medio Ambiente aprobase la liberación de los animales en un medio natural, pero parece que ha vuelto a haber un malentendido entre administraciones y protectoras de animales.

«A nosotros se nos confirmó que el plan iba a ser eso y nos comprometimos yendo a Castrillón para hacernos cargo de los animales, hasta que ayer se nos comunicó que había un cambio de planes inesperado», explicaba ayer Roberto Hartasánchez, presidente del Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas), entidad que se iba a hacer cargo del proceso de liberación de los jabatos.

«Ahora nos llega un informe de la consejería que prohíbe expresamente la reinclusión de los animales a su medio natural. Por contra, las opciones que nos ofrecen es mantenerlos en cautiverio sin permiso para exponerlos al público, como si fuesen animales de compañía», asegura Hartasánchez. La otra opción es comérselos. «También autorizan a que demos de alta una explotación agroganadera para matarlos y convertirlos en carne de consumo, pero para eso nos compramos unos chorizos en la tienda y no matamos a estos animales sin ningún motivo», lamentan desde Fapas.

Las explicaciones que ofrece el Ayuntamiento de Castrillón al respecto son las mismas, «que al parecer la finca propuesta por Fapas no cumple con las exigencias del Principado», comentaba ayer el concejal de Medio Ambiente, Iván López.

Más información

Lo cierto es que Fapas ha propuesto una finca en Teverga que cuenta con veinte hectáreas en las que hay «infinidad de bellotas para los jabalíes», bosques, laderas y espacios que compartirían con otros animales como osos y lobos.

Desde Fapas son claros. «Parece que la consejería quiere acabar con ellos y, desde un punto ético y medioambiental, nos genera rechazo e una intranquilidad de que el gobierno que tenemos esté desorientado y no sepa actuar en materia de conservación de la biodiversidad. No saben como solucionar los problemas y Asturias es la única región en Europa que soluciona los problemas de la fauna matándola», sentencian.