El mar provoca un socavón de ocho metros de profundidad a la entrada del túnel de Arnao

El agujero, ubicado en el carril en dirección a Arnao, tiene algo más de un metro de diámetro y ocho de profundidad. / MARIETA
El agujero, ubicado en el carril en dirección a Arnao, tiene algo más de un metro de diámetro y ocho de profundidad. / MARIETA

Los técnicos municipales apuntan a las mareas como las causantes del deterioro que sufre la base del muro de contención de la carretera

SHEYLA GONZÁLEZ SALINAS.

Un gran socavón sorprendió la noche del martes a los conductores que circulaban por la carretera que une Salinas con Arnao a través del túnel. El agujero apareció, casi de la nada, a escasos metros del túnel en el carril en dirección a la fábrica de AZSA. La Policía Local procedió a cortar la vía y puso en marcha a los técnicos del Ayuntamiento con el objetivo de conocer las dimensiones y las causas.

Ayer trabajadores del departamento de Obras visitaron la zona para realizar un primer informe de la situación del socavón. Este tiene unas dimensiones de más de un metro de diámetro, aunque es su profundidad lo que ha alertado más a los vecinos, pues baja unos ocho metros. Todo apunta a que son las corrientes y el oleaje los que han provocado el desgaste del terreno hasta que este se ha venido abajo.

En esta primera inspección técnica se ha observado como la base del muro de contención de la carretera está dañado. Es en ese punto en el que el mar ha hecho estragos hasta llevarse consigo todo el terreno bajo la capa asfáltica de la carretera, que soporta cada día un gran número de vehículos, incluidos autobuses al pasar por ahí la línea que comunica Avilés con Piedras Blancas.

El tráfico está prohibido hasta que se intervenga en la zona para evitar nuevos agujeros

Este informe de Obras será enviado a la Demarcación de Costas, no obstante, desde el equipo de gobierno de Izquierda Unida ayer por la mañana iniciaban los contactos con el jefe de la demarcación, Ramón Galán. «Me puse en contacto con él para explicarle lo sucedido, que estuviera al tanto y enviase también a sus técnicos para que junto a los nuestros se pueda analizar bien la problemática y las posibles soluciones a la misma», explicó la alcaldesa, Yasmina Triguero.

Mientras se determinan todas las causas y las tareas a realizar no solo para arreglar el socavón, sino para evitar otros en el futuro, la carretera permanecerá cerrada al tráfico por seguridad. Los vehículos deberán desplazarse a Piedras Blancas por la avenida del Campón y La Vegona, igual que lo hará el transporte público. «No creemos que se produzcan nuevos desprendimientos porque ya no hay tráfico, que era el que generaba presión sobre el firme. De ahí que no se vaya a abrir la carretera hasta que todo esté solucionado porque el paso de los coches podría provocar nuevos desprendimientos», destacaron desde el departamento de Obras.

No es la primera vez que se producen problemas en la zona. Los temporales han provocado numerosos daños, además de argayos. Entre estos desperfectos se encuentra el derrumbe de parte del muro de la fábrica de AZSA en Arnao o los desprendimientos en el interior del túnel. Precisamente sobre esto último el Ayuntamiento tiene en marcha un estudio. Estaba previsto que el día 25 de este mes se cerrara al tráfico para realizar mediciones en el interior. Un trabajo que se mantendrá para analizar el estado actual del interior del túnel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos