«El punto limpio estuvo en información pública un mes»

El alcalde, Jorge Suárez. / P. G.-P.
El alcalde, Jorge Suárez. / P. G.-P.

El alcalde de Gozón, Jorge Suárez, rechaza las quejas de los vecinos de Balbín y afirma que el plan fue aprobado por unanimidad en el Pleno

PEPE G.-PUMARINOLUANCO.

«El punto limpio estuvo en información pública un mes». Esta es la respuesta ofrecida por el alcalde de Gozón, Jorge Suárez, a las quejas de los vecinos de Balbín tras asegurar estos que no habían tenido información alguna por parte del Ayuntamiento sobre este proyecto. Durante este periodo afirma que tras finalizar el mismo «no se presentó alegación alguna a la cesión del suelo municipal para el equipamiento». También recordó que este trámite contó con el respaldo «unánime» del Pleno de julio de 2018. Y para abundar más el detalle de este proyecto en un espacio anexo a las instalaciones de Balbín, «se recogió en la relación de compromisos electorales de nuestro partido. Es por estas razones por las que niego categóricamente una falta de información».

Ahora, añadió, «en el momento que Cogersa tenga redactado el proyecto, los técnicos lo presentarán a los vecinos para explicar en qué consiste esta instalación. Así podrán comprobar que creo que tienen un concepto equivocado de este servicio. No será un vertedero ni generará filtraciones como apuntan sino un recinto cerrado acorde con la zona y vigilado. Pero lo más importante es que Gozón acumula mucho retraso en materia de residuos sólidos y estamos obligados por ley en una normativa europea que cumplir, como es llegar a reciclar hasta un 50% de los residuos antes de 2030. En este municipio se recoge un 6% en la actualidad y con el punto limpio se conseguiría otro 12%, lo que da una idea de la extrema situación en esta materia».

El alcalde subrayó al respecto del emplazamiento en las inmediaciones del complejo deportivo que «son los terrenos de los que dispone el Ayuntamiento. Y pongo como ejemplo el existente en Candás, también en un terreno anexo al campo de fútbol».

En cuanto a las instalaciones deportivas insuficientes como señalan los vecinos, Suárez manifestó que «existe un proyecto para cubrir todas las pistas y avanzar en estos equipamientos, incluida la renovación del césped artificial».