Rescatan a una perra de un acantilado de Candás tras una semana perdida

Vecinos y voluntarios siguen el complicado rescate de la perra. / FOTOS: A. G.-O.
Vecinos y voluntarios siguen el complicado rescate de la perra. / FOTOS: A. G.-O.

El operativo contó con la participación de tres escaladores voluntarios, que localizaron a 'Xana' gracias a una fotografía hecha por una vecina

A, G.-OVIESCANDÁS.

Siete días de angustia y tensión que terminaron ayer con un final feliz. 'Xana', la perra extraviada en el acantilado de San Antonio, en Candás, fue salvada ayer por tres escaladores voluntarios tras un intenso dispositivo que mantuvo en vilo a numerosas personas durante toda la tarde. El animal se había escapado el lunes pasado de la casa de acogida donde se encontraba desde el día anterior, tras ser rescatada previamente por la protectora Don Gato. Anteayer, un vecino dio la voz de alarma tras avistarla en el monte, pero cuando quisieron ir a buscarla ya había vuelto a desaparecer.

El animal se encontraba en una zona de difícil acceso y llena de maleza, complicando su rescate. Ante la imposibilidad de llegar a pie, el domingo se solicitó el apoyo del Servicio de Emergencias del Principado, que movilizó un helicóptero. Aún así, las condiciones del terreno impidieron a los bomberos ver a la perra. «Es muy asustadiza y al ser marrón se escondía entre la maleza y era muy difícil encontrarla», explicaron desde la proyectora.

Fue Sonia Santoveña quien localizó ayer al animal, al que se llegó a buscar con drones, y le sacó una foto en el momento indicado, permitiendo señalizar el lugar exacto donde se encontraba. «Fue un momento. Si no llego a hacer la foto la hubiéramos vuelto a perder, porque se escondió y no se dejó ver más», comentaba. Inmediatamente tres voluntarios se movilizaron para rescatarla. Descendieron por el acantilado y, tras varias horas, llegaron a donde se encontraba la perra. El operativo congregó a un gran número de personas, que esperaba con impaciencia que estuviese bien.

Recibida entre aplausos

Tras un intenso trabajo, los voluntarios lograron sacar a 'Xana' y llevarla en una zodiac hasta el puerto de Candás, donde fueron recibidos entre aplausos. El animal fue tratado inmediatamente por un especialista que comprobó que, en un primer momento, no presentaba daños visibles y que no había perdido sangre. Aún así, fue trasladada para una revisión más completa. «Queremos agradecer la labor de todos los voluntarios, particulares, que se ofrecieron para ayudar a rescatar a 'Xana'. Sin ellos no hubiese sido posible», aseguraron desde la protectora. El can volverá a su casa de acogida a la espera de encontrar un hogar definitivo.