Rescate jurásico en Tazones

Los geólogos Laura Piñuela y José Carlos García-Ramos, junto al fósil de dinosaurio de 400 kilos. / J. SIMAL

Miembros del Muja recuperan un huella de un dinosaurio bípedo y carnívoro | El operativo contó con la colaboración del helicóptero de Bomberos de Asturias, por las dificultades para acceder a su ubicación

ALICIA GARCÍA-OVIES VILLAVICIOSA.

La colección del Museo Jurásico de Asturias (Muja) sumó ayer a su colección una de sus piezas más importantes: una huella de terópodo, un dinosaurio bípeto y carnívoro. El fósil fue recuperado de los acantilados de Tazones, donde un equipo de investigación lo había localizado hace ya dos años. El rescate, nada convencional, tuvo que contar con la colaboración del helicóptero de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (Sepa) debido a la dificultad para acceder a la zona donde estaba ubicado.

Las labores, que se realizaron a primera hora de la tarde, causaron una gran expectación entre los vecinos de la parroquia maliaya, que no dudaron en acercarse para ver en primera persona como se realizaba el proceso.

Dimensiones
El fósil de la huella pesa entre los 350 y 400 kilos de peso.
Dinosaurio
Se trataría de un bípedo carnívoro, de ocho metros de longitud y más de una tonelada de peso.
Ubicación
Los restos se encontraban en el yacimiento de La Sierra, en el acantilado de Tazones.
Traslado
La huella fue recuperada por un helicópeto de Bomberos de Asturias y trasladada al Muja para verse a partir de ahora.

Miembros del Museo Jurásico y de Protección Civil fueron los encargados de preparar la huella para que el helicóptero pudiera recogerla y depositarla en un prado cercano. «Fue un proceso complicado. La coordinación es esencial porque no puede haber ningún fallo y fuimos al límite con la marea», explicó Gerardo Morís. La buena sintonía entre todos los involucrados permitió que en tan solo dos minutos los bomberos levantaran el vuelo cargando con la huella, que no sufrió ningún tipo de daño.

La «magnífica» conservación del fósil es una de las razones que hace a esta pieza tan importante. Se trata, según explicó la geóloga Laura Piñuela, de «una huella conservada en contramolde en la base de un bloque suelto de arenisca». Cuenta con un peso aproximado de entre 350 a 400 kilos. En ella se pueden distinguir tres dedos relativamente largos y terminados en garras, lo que permite deducir que se trataba de un dinosaurio carnívoro. El animal superaría los dos metros y medio de altura, la tonelada de peso y los ocho metros de longitud. «Sería algo simular a un tiranosaurio rex», apuntó.

Fueron los fuertes temporales del invierno pasado los que propiciaron la organización de este operativo, por el que el Muja aumentará su colección de fósiles. El museo cuenta ya con huellas de similares tamaños, pero de diferentes morfologías. Allí será expuesta en los jardines. «Teníamos miedo después de los temporales, no queríamos que se perdiese. Es bueno encontrar huellas de este tamaño, porque no suelen ser habituales, pero a través de ellas no podemos saber específicamente qué dinosaurio era», explicó Piñuela.

El operativo contó también con la presencia de la directora general de Patrimonio Cultural, Otilia Requejo; así como del alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega. «Villaviciosa forma parte de la costa jurásica de Asturias. Hay que agradecer a todos los que han participado en este rescate para poner a disposición de todo el público esta riqueza patrimonial», agradeció el regidor.

 

Fotos

Vídeos