La residencia empresarial de Prendes, en Carreño, llega a la plena ocupación

El edificio de las antiguas escuelas de Prendes fue transformado en 2013 en residencia empresarial. / E. C.
El edificio de las antiguas escuelas de Prendes fue transformado en 2013 en residencia empresarial. / E. C.

Nueve firmas de nueva creación y dedicadas a sectores tan dispares como el energético, la construcción y la artesanía ocupan sus oficinas

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

La residencia municipal empresarial, situada en el edificio de las antiguas escuelas de Prendes, está al 100% de su ocupación. Son nueve firmas las que trabajan en sus salas, destinadas a facilitar la actividad de los nuevos empresarios. El dato fue destacado ayer por el Ayuntamiento de Carreño, quien quiso subrayar las condiciones económicas «especialmente ventajosas» para los emprendedores y que han contribuido a que, seis años después de su apertura, se encuentre a pleno rendimiento.

Este instrumento de promoción económica municipal nació en 2013 con vocación de facilitar la puesta en marcha y consolidación de nuevas empresas. Para ello, la residencia empresarial pone a su disposición ocho oficinas (con una superficie de entre 9,70 y 21,30 metros cuadrados), dotadas para su inmediata ocupación por un periodo máximo de cinco años. Para facilitar la instalación de nuevas empresas, durante el primer año éstas pueden abonar en concepto de alquiler una cifra que ronda entre los 19,43 y los 40,47 euros mensuales, de acuerdo con la superficie de la oficina.

A estas empresas se deben sumar otras cinco, que también han pasado anteriormente por sus instalaciones, algunas de las cuales han decidido abandonarla, pero por la necesidad de ampliar sus instalaciones y poder así responder mejor a las demandas de su clientela, una vez consolidada.

La última firma en incorporarse fue el taller cerámico Caricoxes, tras el traslado del gabinete técnico alimentario Samaniego. De este modo, se ha sumado a las restantes ya instaladas en la residencia. Así, completan la relación de nuevas firmas OPCO, de sistemas de refrigeración y optimización energética; Construcciones Bahía de Perán, Cloqué, (dedicada al comercio online de prendas de vestir y complementos); La Gata Bohemia (de elaboración y venta de productos artesanales de marroquinería), Menganos Producciones (centrada en producciones audiovisuales); El Valle Alvamar (del sector de la construcción y obras de reforma), Asecor (dedicada a la comercialización de energía eléctrica) y Artemisa Alonso, de preparación y venta de arreglos florales, y organización de cursos de arte floral).

Según manifestó la alcaldesa, la socialista Amelia Fernández, «a tenor de estas cifras, la residencia empresarial de Prendes se ha convertido en una de las piezas más destacadas de la promoción económica y de empleo del Ayuntamiento de Carreño».

De esta manera, añadió, «el concejo sigue incrementando su actividad en materia industrial y empresarial en la que vuelca todos sus esfuerzos a través del Consejo Municipal Empresarial, que aglutina a todos los polos existentes en el municipio».