Retiran las casetas que servían de vestuarios en El Calieru para dar inicio a las obras

A. G.-O. VILLAVICIOSA.

Las obras para rehabilitar el edificio de El Calieru, actual sede del club de piraguas Villaviciosa-El Gaitero, están un paso más cerca. En la tarde de ayer se procedió a la retirada de las casetas portátiles que durante los últimos años han servido como almacén y vestuario de los miembros del equipo maliayo. Los trabajos, que fueron adjudicados a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Construcciones Martínez Monasterio y Hermanos Sampedro Construcciones por un precio de 365.500 euros, comenzarán de forma oficial el lunes.

«Por fin se da el paso definitivo para solucionar un problema que viene de largo y lograr unas instalaciones dignas a la altura de los magníficos piragüistas que tenemos en Villaviciosa», destacó el alcalde, Alejandro Vega, quien recordó que «la tramitación del proyecto fue lo más parecido a una dura carrera de obstáculos, pero los hemos superado todos y ahora esperamos que la obra salga bien para que en un año estén a disposición del club».

En enero de 2017, el Ministerio de Medio Ambiente anunciaba la cesión del edificio al Ayuntamiento de Villaviciosa por un periodo de 30 años prorrogables. Se iniciaron entonces los trámites necesarios para llevar a cabo la rehabilitación de las instalaciones, que se encontraban muy deterioradas.

Las obras cuentan con un plazo de ejecución de un año. Durante ese periodo, el club trasladará su sede de forma temporal al puerto de El Puntal con el objetivo de poder mantener su actividad hasta que los trabajos lleguen a su fin.