Retraso de un mes en las obras del puerto por deficiencias

Una máquina excavadora trabaja picando el pavimento del puerto deportivo, donde irán los depósitos de combustible. / P. G.-P.
Una máquina excavadora trabaja picando el pavimento del puerto deportivo, donde irán los depósitos de combustible. / P. G.-P.

La Consejería de Infraestructuras ordena a la empresa encargada de los trabajos en el muelle de Luanco volver a picar el pavimento

A. G.-OVIES LUANCO.

Las obras para la instalación de dos depósitos de suministro de combustible en el puerto deportivo de Luanco avanzan con un retraso aproximado de un mes sobre el plazo previsto. La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente habría ordenado a la empresa adjudicataria de las obras que volviese a picar el pavimento al observar deficiencias en la ejecución. La actuación tiene un coste de 365.630 euros (IVA incluido), de los que 190.000 fueron abonados con cargo al presupuesto de 2017 y los 175.630 restantes el año pasado.

El puerto cuenta en la actualidad con un total de 190 amarres, de los que seis están destinados a barcos en tránsito con eslora de catorce metros. Tanto los usuarios deportivos como los profesionales del concejo venían demandando desde hace años la instalación de este tipo de servicios, con el fin de facilitar su trabajo y convertir el puerto luanquín en uno de los más equipados del Principado. Hasta el momento, ambos se veían obligados a transportar en garrafas el combustible hasta las embarcaciones.

El proyecto incluyó, también, la instalación de una grúa con capacidad de elevación de hasta ocho toneladas que dará servicio a la flota actual y cuya instalación ya finalizó en pasado mes de noviembre.

Inversión de un millón

Los planes del Principado para mejorar las instalaciones del puerto luanquín continuarán durante este año. Los presupuestos de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales incluyen una partida de un millón de euros para la redacción del proyecto y ejecución de la primera fase de las obras de dragado y la construcción de una dársena. Esta inversión completará la actuación desarrollada por parte de la Consejería de Infraestructuras para la creación de un muelle de descarga de pescado y a la que se destinarán otros 800.000 euros.

El proyecto contempla el uso de voladuras por la naturaleza rocosa del fondo de la dársena. El objetivo es obtener un mayor calado que permita maniobrar a las embarcaciones. La profundidad que se logrará estará entre los 3 y 3,5 metros en la máxima bajamar. Asimismo, está previsto que los materiales que se generen con las explosiones (7.424,47 metros cúbicos) serán extraídos del fondo mediante el empleo de medios mecánicos y luego se usarán en las obras de construcción.

Otra de las peticiones realizadas desde el Club Marítimo de Luanco es la construcción de un edificio de servicios múltiples que pueda acoger a otras actividades como son el remo y la vela, que ahora no cuentan con ningún equipamiento portuario.

 

Fotos

Vídeos