A Rodiles, mejor sin usar el coche

Lorena Villar, Alejandro Vega, Luis Fernández, Lucía Llera, Elena Fernández y Alberto Miravalles, en la presentación del autobús lanzadera a la playa de Rodiles. /  JOAQUÍN PAÑEDA
Lorena Villar, Alejandro Vega, Luis Fernández, Lucía Llera, Elena Fernández y Alberto Miravalles, en la presentación del autobús lanzadera a la playa de Rodiles. / JOAQUÍN PAÑEDA

Vuelve a ponerse en marcha el bus lanzadera a la playa. «Es muy útil y beneficioso para el medio ambiente», defienden los usuarios

SENÉN MORÁNVILLAVICIOSA.

Llegar a la playa de Rodiles sin usar el coche. Bajo esa premisa y por tercer año consecutivo vuelve a ponerse en marcha el bus lanzadera al arenal de Villaviciosa. Y lo hace en esta ocasión duplicando las frecuencias. Los primeros viajes comenzaron ayer pero continuarán repitiéndose hasta el 15 de septiembre. «Es una iniciativa muy necesaria, hay muchos horarios y además se trata de un transporte adaptado a personas con movilidad reducida», destacó Sara Fernandes, vecina de Gijón. Como ella son muchas las personas que se animan a escoger este medio porque «es muy necesario, todo lo que sea ir en bus o en bicicleta, mejor que coger el coche, porque, además, en Rodiles se aparca fatal», añadía la maliaya Sofía Sánchez.

La misma opinión compartió Ibrahim El Jabraoui. «El servicio es muy bueno y además permite reducir el número de turismos en el entorno», destacó. «Esta iniciativa es buena pera el medio ambiente», subrayó Olga Konchagina, usuaria habitual de la lanzadera junto a su hija, Tayis Kyssil, aunque consideró que las rutas «podían comenzar antes y terminar un poco más tarde».

Los autobuses permitirán a los usuarios conocer un poco más de Villaviciosa, ya que están decorados con imágenes de lugares emblemáticos, además de promocionar la candidatura de la sidra como patrimonio de la humanidad. Desde ALSA, empresa concesionaria del servicio, confían en «aumentar el número de viajeros porque la experiencia está siendo muy positiva, aunque dependerá mucho del tiempo». Así lo valoró el gerente de la compañía, Luis Fernández, que consideró exportar la iniciativa a otras playas asturianas. «El año pasado llevamos 12.600 pasajeros, eso significa que funciona bien», explicó. Por su parte, el alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, se mostró «muy contento porque el municipio cuente con un servicio así, que ha ampliado sus frecuencias y que cuenta con la colaboración del comercio local».

Se han programado una docena de salidas y retornos a Villaviciosa, todos los días de la semana, desde las 10.35 hasta las 20 horas. Cuesta 1,55 euros por sentido, pudiendo usar también los bonos de la tarjeta CTA de billete único (0,90 euros). Será gratuito para los menores de ocho años, así como para personas con discapacidad.