La Ruta Imperial Carlos I congregará a más de un centenar de corredores

La prueba, la segunda más antigua de Asturias, consiste en un recorrido de doce kilómetros entre Tazones y Villaviciosa paralelo a la ría

A. G.-OVIESVILLAVICIOSA.

La XXXVII Ruta Imperial Carlos I congregará a más de un centenar de corredores el próximo 25 de agosto en Villaviciosa. La carrera popular, la segunda más antigua de la región, volverá a disputarse coincidiendo con los actos del desembarco. La llegada de los participantes a meta coincidirá con la de la corte flamenca al casco histórico. Además, esta nueva edición se disputará con la ausencia de Jesús Solares, uno de los colaboradores más destacados de la organización fallecido el año pasado.

La ruta que separa Tazones de Villaviciosa cuenta con una distancia aproximada de doce kilómetros. «No es una carrera con una dificultad excesiva, salvo los dos primeros kilómetros que son de subida. Ahí es donde los corredores tienen que demostrar su fondo. Luego viene una bajada, que puede llegar a resultar un poco engañosa y cargar mucho las piernas, y después ya es todo recto siguiendo la ría», explicó Ángel Valle.

Esta edición, según adelantaron ayer en la presentación, contará con la participación de los ganadores del año pasado, Manu Guerreiro y Esther Álvarez. «No damos un premio económico, pero conseguir este trofeo es muy importante para los corredores», destacó Manolo Villazón. Las inscripciones para poder participar continúan abiertas. El precio será de 10 euros hasta el 18 de agosto, luego subirá a 23.