Salinas estrena biblioteca, telecentro y sala de estudios

El movimiento asociativo acudió ayer a la apertura de la nueva biblioteca. / PATRICIA BREGÓN
El movimiento asociativo acudió ayer a la apertura de la nueva biblioteca. / PATRICIA BREGÓN

«La anterior estaba caduca y no cubría las necesidades» afirma el concejal de Cultura, Enrique Tirador, durante la inauguración

J. F. GALÁN SALINAS.

Salinas estrena biblioteca. Amplio, moderno y funcional, el nuevo Centro Cultural El Agüil ocupa uno de los bajos del edificio de promoción pública de la calle Doctor Graíño y también dispone de sala de estudios, telecentro y zona infantil, todo en un espacio continuo de unos quinientos metros cuadrados con sus distintas dependencias debidamente diferenciadas. Abre de lunes a viernes de diez y media a una y media y de cuatro y media a ocho y media y sustituye a la antigua biblioteca, en el antiguo instituto, obsoleta y en deficiente estado. Sin ir más lejos, la caída de un falso techo obligó el pasado mes de julio a cerrarla temporalmente.

«Estaba caduca y no cubría las necesidades de Salinas. Esta nueva biblioteca era una necesidad» admitió ayer durante la inauguración el concejal de Cultura, Enrique Tirador. La nueva, añadió «supone un salto de calidad vertiginoso», sensación compartida por todos los presentes en el acto, entre los que se encontraban representantes de distintas asociaciones y colectivos tanto de Salinas como de San Martín de Laspra, San Juan y Coto Carcedo.

LA NUEVA BIBLIOTECA

Localización
Ocupa un bajo del edificio de promoción de la calle Doctor Carreño de unos quinientos metros cuadrados.
Instalaciones
Sala de lectura de adultos e infantil, sala de estudios y telecentro.
Horario
Abre de 10.30 a 13.30 y de 16.30 a 20.30, de lunes a viernes.

Con techos altos, piso continuo, puertas correderas, ambientes personalizadas en las distintas estancias y amplios ventanales que ofrecen una gran luminosidad, lleva la firma del arquitecto Ignacio Ruiz. «El reto era que todo estuviese conectado y que el conjunto transmitiese una sensación de domesticidad. Y creo que lo hemos conseguido», señaló. La alcaldesa, Yasmina Triguero, se refirió a la nueva biblioteca como «un espacio de calidad, flexible y de diseño para el disfrute de todos, un espacio de futuro que a partir de hoy queda a vuestra disposición». También recordó que se integra en un edificio «que en su día dio mucho que hablar», en alusión a la polémica que en su día desató su construcción.

La biblioteca cuenta con unos 14.000 libros, 36 puestos de lectura de adulto, 34 de estudio y doce de telecentro. Llama especialmente la atención la zona infantil, con coloridos pufs, unas tarimas de madera a modo de gradas y juegos. «Es la vía para iniciar a los niños en la lectura», manifestó Rosa Rubio, la bibliotecaria, que se mostraba especialmente satisfecha. «Ahora vamos a poder desarrollar cómodamente muchos programas».

El edificio de promoción oficial de Salinas cuenta con un segundo bajo, cedido igualmente en su día por el Principado al Ayuntamiento. De unos doscientos metros cuadrados, el gobierno local proyecta construir en él una sala polivalente. «Contará con espacios para exposiciones, charlas posiblemente también con una zona para ensayo de grupos musicales o de teatro. El proyecto no está aún completamente definido», manifestó la alcaldesa. En cuanto al uso que se conferirá a las dependencias que ocupaba la antigua biblioteca, en un principio se destinarán a aulas para cursos y talleres de formación.

La nueva ha requerido una inversión cercana al medio millón de euros con cargo a las arcas municipales. Construida en dos fases la primera, que incluyó el telecentro y la sala de estudios, concluyó en 2016, si bien el Ayuntamiento optó por mantenerla cerrada hasta que se completase la zona de biblioteca y estrenar así todo el conjunto.

La apertura de la nueva biblioteca de Piedras Blancas sigue sin fecha. En un principio a lo largo del primera trimestre de 2019, ocho años después de lo inicialmente previsto. Una vez el Principado ha asumido acometer la conexión eléctrica, está pendiente la urbanización y el equipamiento, en ambos casos a cargo del Ayuntamiento. Las obras comenzaron en 2010 en el marco del Plan A, promovido por el Principado.

 

Fotos

Vídeos