Una sonora ovación para el festival de la ría

El violinista Nicolás Chumachenco, durante la actuación. / A. G.-O.
El violinista Nicolás Chumachenco, durante la actuación. / A. G.-O.

El violinista Nicolás Chumachenco llena la iglesia de San Juan de Amandi con un programa en homenaje a Sebastian Bach

A. G.-O.VILLAVICIOSA.

Con una sonora ovación arrancó ayer la octava edición del Festival de la Ría 'Enrique Correa'. El violinista Nicolás Chumachenco logró llenar la iglesia de San Juan de Amandi con un programa dedicado a homenajear a uno de los compositores más famosos de todos los tiempos, Johann Sebastian Bach. El músico no necesitó más que las notas de su instrumento para crear un ambiente único, que fue 'in crescendo' con cada interpretación.

El público demostró, una vez más, que la música clásica tiene un hueco importante en la programación cultural de Villaviciosa. Más de un centenar de personas abarrotaron Amandi, en uno de los conciertos más numerosos que se han desarrollado en el templo a lo largo de estas ocho ediciones. Más de media hora antes del inicio del concierto, las primeras personas esperaban a las puertas del templo para coger un buen sitio para disfrutar del mismo. La mayoría de ellos, según apuntaron desde la organización, turistas o visitantes de otros puntos de la región.

Chumachenco interpretó tres temas, 'Sonata nº 1 en Sol menor', 'Chacona de la Partita nº 2' y 'Sonata nº 3 en Do Mayor'. El músico volverá a actuar en la clausura del festival, que tendrá lugar el domingo, a las 20 horas en el teatro Riera. Participará, además, en el I Curso Internacional de Música Ateneo Obrero de Villaviciosa, que comenzará hoy. Concretamente, el violinista ofrecerá el sábado una 'masterclass' abierta al público en la residencia de mayores de Amandi.

El curso está dedicado a estudiantes de conservatorio. Esta primera edición contará con tan solo ocho participantes que durante la semana recibirán clases de los músicos participantes en el festival.