El Surf, Music and Friends bate su propio récord de visitantes a Salinas

Numerosas personas asistieron como espectadores a las pruebas deportivas y eventos lúdicos. / O. ANTUÑA
Numerosas personas asistieron como espectadores a las pruebas deportivas y eventos lúdicos. / O. ANTUÑA

Los organizadores del festival se muestran «muy satisfechos con los resultados y, sobre todo, con la imagen que se ha logrado transmitir de sostenibilidad»

SHEYLA GONZÁLEZSALINAS.

El Surf, Music and Friends ha batido su propio récord de visitantes a Salinas. «Ha sido la que más asistentes ha congregado desde sus inicios», destacaban ayer los organizadores del festival, que además reunió a grandes figuras del deporte en la playa. Las competiciones y actividades lúdicas atrajeron a público de todas las edades, aunque cada vez crece más el número de familias con niños que participan del programa ofertado.

La demostración en directo de creación de una tabla de surf, el mural hecho con tapones de plástico o la competición del Waterman Challenge fueron los eventos con más público del festival. «El paseo estaba rebosante de público», destacan desde el Surf, Music and Friends. Además de conseguir aumentar los visitantes a Salinas, los organizadores se mostraban ayer «muy satisfechos con los resultados y sobretodo con la imagen que se ha logrado transmitir de sostenibilidad y preocupación por el medio ambiente».

El festival repetirá el verano que viene con más actividades. Un evento «que se preocupa por los detalles, por el surf y por la originalidad de sus formatos y, sobre todo, por la implicación de todos los factores que son imprescindibles para el correcto funcionamiento del evento como son las administraciones, la producción o los deportistas», remarcaron.

«La unión con la liga Siroko ha convertido al festival en un evento único en España»

Esta edición, la octava del festival, ha sido sede de una de las fases eliminatorias de la Superliga Siroko de Surf. Una unión que también se prevé repetir el próximo verano. «Ha sido muy positivo por ambos lados. La playa de Salinas ha podido contar con grandes surfistas durante estos días en sus playas, con un sistema de competición serio y profesional, convirtiendo al global del festival en un evento único en toda España», destacaron los organizadores.

Desde la Superliga Siroko también están dispuestos a repetir sede. «Estamos muy contentos, la asistencia de público ha sido brutal. Ha salido todo increíble, la única pena es que no hubiera más olas pero todo discurrió sin problemas», comentaba ayer Lucas Altamira, coordinador de la superliga de surf, que añadía que «esta unión con el festival hay que repetirla más años porque el resultado ha sido magnífico, queremos que Salinas sea una parada obligatoria dentro de la competición nacional».