Un surfista rescata a una adolescente de 14 años en la playa de Salinas

Numerosas personas siguieron de cerca del despliegue de Emergencias. / E. G.
Numerosas personas siguieron de cerca del despliegue de Emergencias. / E. G.

Con ella estaban varios compañeros del club de rugby Belenos que lograron salir por su propio pie del mar, a pesar de la corriente

SHEYLA GONZÁLEZ SALINAS.

Las corrientes de la playa de Salinas le jugaron una mala pasada ayer a varios deportistas del club de rubgy Belenos de Avilés, que se encontraban en la zona tras haber participado en un evento deportivo organizado por el Principado y la Federación Asturiana de Rugby. Una de las jugadoras tuvo que ser rescatada del agua por un surfista al ser llevada por la corriente cuando se bañaba junto a otros compañeros.

El suceso tuvo lugar sobre las seis de la tarde. La adolescente, de 14 años, junto a otros compañeros de equipo decidió darse un baño tras la competición deportiva. En un primer momento todo iba bien hasta que la corriente empezó a darles problemas para salir. Una de las personas que estaba con ellos en la playa llamó al 112 para alertar de lo que sucedía al carecer aún el arenal de servicio de salvamento. Inmediatamente se puso en marcha el dispositivo de rescate, movilizando a Bomberos de Avilés, Pravia y La Morgal, incluido el helicóptero, a la Guardia Civil, la Policía Local de Castrillón, Salvamento Marítimo y el Samu.

Mientras estos efectivos llegaban a Salinas, los compañeros de la joven lograban salir del agua. Otros miembros del club, que estaban fuera del agua y unos surfistas decidieron adentrarse para ayudarla. Finalmente, fue uno de los surfistas el que lograba llegar a ella y con su tabla sacarla hacia la arena. Así, cuando llegaron los Bomberos de Avilés, los primeros en hacerlo, todos estaban fuera del mar por lo que se procedió a cancelar el dispositivo.

La Uvi Móvil que llegó en pocos minutos fue la encargada de atender a la menor, ya arropada por los suyos, ya que presentaba síntomas de hipotermia. Aunque el pronóstico era leve se decidió trasladarla al Hospital San Agustín para una nueva valoración. En el centro hospitalario permaneció en observación durante unas horas, acompañada por familia y directivos del club. El resto de deportistas salieron del agua sin ningún tipo de problema médico.

Más información

Numerosos vecinos y paseantes se apostaron a lo largo del paseo de la playa para seguir de cerca todo el operativo ya que, aunque se había cancelado el rescate, el helicóptero y la lancha de Salvamento ojearon la zona por si hubiera quedado algún menor dentro del agua, algo que no ocurrió. En la arena había también decenas de personas, muchas de ellas participantes en la competición de rugby organizada momentos antes, otros vecinos de la zona aprovechando la tarde soleada de ayer.

Todos coincidían en celebrar, después el susto vivido minutos antes, que todo había terminado, «por suerte», bien. La playa de Salinas registra numerosos problemas todo el año debido a las corrientes que en ella hay. Desde la coordinación de Salvamento en Playas se ha insistido en no bañarse sin socorristas.