El teniente de alcalde de Carreño presenta su dimisión por el caso de las facturas

La oposición insiste en la responsabilidad de la alcaldesa. Según el PP, «en la grabación se demuestra que ambos estaban de común acuerdo»

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

Los grupos del PP, Somos e IU de Carreño insisten en la corresponsabilidad de la alcaldesa socialista Amelia Fernández en el caso de las facturas 'engordadas'. Fue la conclusión final de la sesión plenaria celebrada ayer en la que el teniente de alcalde, Gabriel Rodríguez, no compareció presentando la renuncia al cargo una hora antes del inicio del Pleno. Antes ya lo había comunicado a la Agrupación Socialista de Carreño y a la propia alcaldesa. Los motivos que llevaron, finalmente, al edil a optar por su renuncia al cargo quedaron reflejados en la misma carta que publica EL COMERCIO en esta misma página.

No obstante, la portavoz en funciones del grupo municipal del PSOE, Paula Cuervo, defendió la gestión de su compañero de bancada en una larga intervención en la que detalló todos los informes que rodean el asunto de las facturas del servicio de recogida de perros. Reiteró así la transparencia en la gestión municipal de su partido. «Queremos dejar bien claro que aquí no se llevó nada de nadie», zanjó. La concejala, igualmente, defendió la posición de la alcaldesa de la que dijo «no va a dimitir por una cuestión que no le atañe al no ser un área municipal que no gestionó directamente».

Todas las explicaciones ofrecidas por el grupo socialista no convencieron a la oposición, al entender los partidos que la convocatoria en sí misma no era para tratar la cuestión de las facturas sino de las responsabilidades políticas en este caso.

«De común acuerdo»

Así, el portavoz del PP, José Ramón Fernández, mantuvo que «tanto Amelia Fernández como Gabriel Rodríguez, actuaron de común acuerdo, y lo digo porque lo hemos podido escuchar de boca del teniente alcalde, para tapar su incompetencia, animaron a una proveedora a facturar lo que no debía. Insisto en lo de tapar su incompetencia porque si la propietaria de la guardería tuvo que pedir un crédito por los impagos municipales, fue porque el gobierno local incurrió en la situación de facturas sin respaldo presupuestario, y eso se debió a que ni había contrato ni se hizo una buena presupuestación».

Fernández también explicó las razones que motivaron la denuncia de su partido ante la Fiscalía. «Porque como ciudadano y concejal conocedor de unos hechos que tienen una apariencia muy dudosa, por decirlo suavemente, la obligación que tengo es ponerlos en conocimiento del órgano competente para su investigación en el orden penal. Nosotros no calificamos nada desde el punto de vista penal sino que los limitamos a trasladar lo que conocemos para su investigación», afirmó.

Por su lado, Carolo López, de Somos Carreño, se ciñó en todo momento a las grabaciones «como prueba de que la alcaldesa también era conocedora de la propuesta de animar al engorde de las facturas hecha por el teniente de alcalde». Del mismo modo, se manifestó su homólogo de IU, Ángel García, quien señaló que «el PSOE se equivoca con el motivo por las cual estamos en este Pleno, que no son otras que una mala gestión del gobierno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos