La tierra se viene abajo en Corvera

El agujero tiene ocho metros de diámetro y doce de profundidad. / OMAR ANTUÑA
El agujero tiene ocho metros de diámetro y doce de profundidad. / OMAR ANTUÑA

El agua provoca un socavón de doce metros de profundidad en Sama de Abajo | La Mina Moscona se encargará del arreglo construyendo una escollera para evitar nuevos derrumbes

SHEYLA GONZÁLEZ SOLÍS.

Un gran socavón sorprendió ayer a los vecinos de Sama de Abajo en Solís. La tierra se abrió frente a sus ojos de pronto, sin avisar, en un terreno particular y generó todo tipo de especulaciones. Trescientos kilómetros de mina recorren el concejo a 140 metros bajo tierra. Enseguida todo apuntaba a la explotación como la culpable pero no fue así. La naturaleza fue la que provocó que se abriera ese gran agujero en uno de los prados de la localidad.

Ocho metros de diámetro y doce de profundidad. Esas son las dimensiones del enorme agujero, que se encuentra acordonado para seguridad de los vecinos de la zona. El agua que corre entre las piedras y cuyo movimiento por el subsuelo facilita el movimiento de la falla que cruza la parroquia. El jefe de Servicio de Seguridad Minera del Principado, José Manuel Embil Fanjul, y el alcalde de Corvera, Iván Fernández, se reunieron ayer mismo con los vecinos de la zona para explicar la situación y las soluciones a la misma.

Un acuífero estaría en la raíz del problema. En un primer momento se recorrieron las galerías mineras en busca de un posible origen que no se encontró. «En la mina estaba todo correctamente. Yo mismo junto con el responsable de la explotación y la ingeniera visitamos toda la zona en busca de la raíz y esta no es otra que la naturaleza», recalcaba ayer Embil.

Una falla atraviesa la zona y eso ha facilitado que el agua se mueva entre las rocas El Principado realizará un estudio exhaustivo del área para conocer la realidad del terreno

Los vecinos de la zona se mostraban dudosos y con miedo ante la situación desconcertante que habían vivido. «Me voy más preocupada de lo que vine, prefería que hubiera sido problema de la mina porque sería más fácil de solucionar», comentó Marga González, vecina de la zona. Como ella muchos otros que ayer se acercaban a la sede de la asociación de vecinos en busca de respuestas.

El jefe del servicio de Seguridad Minera detalló los siguientes pasos a seguir, que pasan por tapar el enorme socavón. «Se levantará una escollera grande para estabilizar la zona. Se tardará unos días porque hay que conseguir la piedra pero desde la mina se mostraron dispuestos a colaborar y serán ellos quienes se hagan cargo», explicó Embil. Será el Principado quien mantenga el seguimiento de la zona para lo que ayer reclamaron colaboración vecinal. «Una vez se haga la escollera os pedimos que estéis vigilantes. Cualquier cosa que notéis nos lo comunicáis», indicó el técnico.

Además, ayer se informó a los vecinos de que se realizará un estudio exhaustivo de la zona. «No será cosa de una semana o de dos, esto requiere mucho tiempo. Este año no es el mejor porque las lluvias nos darían unos datos erróneos», detalló Embil. El alcalde reclamó una nueva reunión «en la que se nos mantenga informados a todos de los avances».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos