Tonada y gaita para homenajear a Javier de Arroes

La secretaria municipal, Ana Martínez; el alcalde, Alejandro Vega; Javier Díaz, Hijo Predilecto, y el investigador Pedro Rodríguez. / A. G.-O.
La secretaria municipal, Ana Martínez; el alcalde, Alejandro Vega; Javier Díaz, Hijo Predilecto, y el investigador Pedro Rodríguez. / A. G.-O.

El maliayo, que dispone de la mayor colección de canción asturiana de la región, recibe el título de Hijo Predilecto de Villaviciosa

ALICIA GARCÍA-OVIES VILLAVICIOSA.

Con el sonido de la gaita. Así comenzó ayer, como no podía ser de otra manera, el nombramiento de Javier Díaz, más conocido como Javier de Arroes, como Hijo Predilecto de Villaviciosa. El popular folclorista, «el purista de la tonada», recibió el cariño de un concejo cuyo nombre ha llevado con orgullo por toda la región. Estaba nervioso, ya lo reconoció días antes en una entrevista concedida a este periódico, y la emoción se hizo visible en sus ojos desde el primer minuto. Acostumbrado a recoger premios, éste era para él el más especial e importante. Como calificó el propio alcalde, Alejandro Vega, «hoy es el día».

La vida de Javier de Arroes ha estado ligada a la tonada desde su infancia. Pronto comenzó a acudir a los concursos como espectador y lo que empezó como una afición, rápidamente llegó a convertirse en una pasión que le ha llevado a recopilar la mayor colección de tonada y canción asturiana de la región. Con su grabadora en la mano era común verlo en cualquier fiesta o sala de baile donde se reuniesen para cantar y eso, como recordó ayer su amigo Pedro Rodríguez, «sin tener coche. Dependía de sus amigos y familiares para que lo llevasen, pero siempre estaba en primera fila».

La labor que Javier ha desempeñado desde entonces lo ha llevado, en muchas ocasiones, a tener que dejar de lado sus labores profesionales y a realizar un gran esfuerzo económico. Ahora, en su casa de Arroes, cuenta con más de 43.000 canciones, más de 4.000 cintas y en torno a 800 discos. Su hogar es para muchos una fuente de información a la que no dudan en acudir siempre que lo necesitan. Porque si algo apasiona al maliayo tanto como la tonada es tener las puertas abiertas para todos aquellos que quieran su colaboración. «Lo que más me gusta es ayudar», reconoció el homenajeado.

«Que no se apague la llama»

Su nombramiento como Hijo Predilecto, a propuesta de Somos Villaviciosa, es para muchos «un acto de justicia». Un reconocimiento tanto de sus vecinos como de la corporación municipal que, de mano del alcalde, se comprometió a trabajar para intentar sacar adelante un concurso de canción asturiana en Villaviciosa. «Conozco la labor y empeño de Javier porque no se apague la llama de la tonada y sé que tiene una espinita porque en su tierra natal no haya un concurso como los que organizan muchos concejos. Eso es algo que debemos arreglar y, por supuesto, queremos que el certamen lleve su nombre», anunció Vega. Una propuesta que se llevó el aplauso de un teatro Riera lleno hasta la bandera.

El broche de oro lo puso la actuación de Jorge Tuya, Vicente Díaz, Álvaro Fernández Conde, José Manuel Robledo 'Lolo de Cabranes', Celestino Rozada Tamés, Lorena Corripio López, María Luisa Martínez, Cristina Sánchez, Rosario González y Liliana Castañón. El sonido de la gaita lo puso Vicente Prado 'El Pravianu'. También actuaron José Manuel Menéndez 'El Cogollo' y José Manuel Pandiella.