Torazo brilla en recuerdo a Encarnación Foncueva

Eugenio Caravia, junto a Gerardo Fabián, tras el encendido. / A. G.-O.
Eugenio Caravia, junto a Gerardo Fabián, tras el encendido. / A. G.-O.

Su hijo, Eugenio Caravia, se hace cargo de la financiación del alumbrado navideño, formado por más de 20.000 puntos de luz

A. G.-OVIES SANTOLAYA.

Torazo brilla desde ayer con luz propia. Más de 20.000 puntos de luz conforman el alumbrado navideño de este año. Un espectáculo de color que ha devuelto la ilusión a lo vecinos de la parroquia cabranesa. El artífice de la decoración es Eugenio Caravia, descendiente de una familia de la zona. El empresario se ha encargado de financiar con 12.000 euros las luces para cumplir el sueño de su madre, Encarnación Foncueva, ya fallecida. «Cuando vivía aquí siempre decía que el pueblo estaba muy oscuro. A ella le gustaba mucho caminar y decía que con más luz podría hacerlo», recordó ayer. Fue un día, cuando se encontraba arreglando la casa familiar, cuando Caravia rememoró esa conversación y decidió hacer algo para remediarlo.

«No fue algo planeado. Se me ocurrió y decidí ir a hablar con Gerardo, el alcalde, quien me lo puso todo muy fácil desde el primer momento. Luego contacté con Ángel Río, que se ha encargado de la colocación de las luces», explica. Caravia lo tenía muy claro: quería que Torazo brillase y que hubiese decoración en todos los árboles del pueblo. En concreto, la decoración de este año cuenta con noventa guirnaldas, diez motivos medianos y uno grande colocados entre el entorno de la capilla, la carretera general, la iglesia de San Martín, plazas y farolas. Además, se ha alumbrado un abeto natural de diez metros de altura detrás de la iglesia.

La iniciativa ha sido recibida con los brazos abiertos por los vecinos, que ayer no quisieron faltar al encendido. Unos y otros no dudaron en mostrar su agradecimiento a Caravia, a quien colmaron de abrazos durante todo momento. «Esto es espectacular. Siempre poníamos algún adorno navideño, pero nada como esto. Estamos encantados», aseguraban minutos antes de que las luces comenzasen a brillar. La responsabilidad de apretar el botón recayó en la joven Julio Onís, quien no podía evitar mostrarse algo nerviosa antes de hacerlo.

El alcalde de Cabranes, Gerardo Fabián, tampoco quiso perderse el encendido. «No tenemos palabras. Es para venir a verlo con calma y volver siempre que se pueda. Otros años la Asociación de Mujeres ponía algún adorno navideño; en el Ayuntamiento solo lo hacemos en la capital, en Santolaya», apunta.

El nuevo alumbrado prepara a Torazo para unas navidades cargadas de ilusión que Caravia no descarta se repita en años posteriores. «Lo hago porque me siento identificado con Torazo. Si el año que viene se puede, aquí esteramos», señala convencido.

Mercadillo

El encendido del alumbrado navideño inició ayer un amplia programación para estas fechas. La parroquia acogerá desde el jueves su primer mercadillo navideño, organizado por el Ayuntamiento y la Asociación de Mujeres. La inauguración tendrá lugar a las 12 horas y poco después los visitantes podrán degustar un rico caldo. Por la tarde, tendrá lugar una de las visitas más especiales. Papá Noel, que volverá también el viernes, recibirá a los niños del concejo para que puedan trasladarle sus deseos para estas fiestas. Habrá chocolate y dulces, además del sorteo de una fiesta. Al día siguiente actuará la coral polifónica Voces Blancas del Nalón y el sábado habrá cuentacuentos.

 

Fotos

Vídeos