Tres empresas optan a la instalación de ascensores en el paso de La Estrada

Paso a nivel de La Estrada. / PATRICIA BREGÓN
Paso a nivel de La Estrada. / PATRICIA BREGÓN

Las obras para eliminar la barrera ferroviaria que separa el barrio de Las Vegas salieron a licitación por 569.997 euros

S. GONZÁLEZ

Tres empresas han presentado sus ofertas para instalar los ascensores que acaben con la barrera ferroviaria existente en La Estrada. El paso a nivel que separa el barrio de Las Vegas se eliminará y en su lugar se colocarán dos elevadores y una escalera. La licitación se hizo pública los primeros días de enero y tras cerrarse el plazo para presentar las propuestas son tres las entidades especializadas que quieren encargarse del proyecto, cuyo presupuesto de salida es de 569.997 euros.

El pago correrá a cargo de Adif, tras el convenio firmado con el Ayuntamiento de Corvera el pasado año. Fondos europeos servirán para sufragar unas obras reclamadas por los vecinos desde hace años, ya que el paso a nivel les separa del centro desde hace más de cuarenta años. El equipo de gobierno anunció que las obras comenzarían en el primer trimestre de este año, una previsión que, si no hay contratiempos, se podrá cumplir. El Consistorio debe convocar ahora una mesa de contratación para analizar las propuestas económicas. Pero para poder hacerlo los técnicos municipales han de estudiar la documentación aportada por los candidatos.

Se trata de las empresas Copcisa, Construcciones Estévez Mena y de Proyecon Galicia. La fecha de la apertura de los sobres con las proposiciones económicas se anunciará desde la Plataforma de Contratación del Estado, desde donde se está llevando a cabo todo el proceso de licitación.

Las obras de instalación de los ascensores tienen un plazo de ejecución de cinco meses y con ellas se pone fin a los problemas de seguridad y accesibilidad, ya que se pintarán tres pasos de peatones para que los vecinos puedan llegar sin problemas a los elevadores. Aunque el proyecto corre a cargo de Adif, el Ayuntamiento sufragará después el coste de mantenimiento de los ascensores, que se estima en unos 5.000 euros anuales.