El túnel de Arnao presenta numerosos daños provocados por las filtraciones

El túnel de Arnao presenta numerosos daños provocados por las filtraciones
GETINSA

El informe sobre el estado de la infraestructura plantea el saneamiento de la bóveda, la inyección de resinas antihumedad y la consolidación de los ladrillos deteriorados

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

El túnel de Arnao presenta numerosos daños, en su mayoría, provocados por las filtraciones de agua al interior de la infraestructura. Todos los problemas del interior del pasadizo, que comunica Arnao con Salinas, han quedado al descubierto gracias a un informe redactado por la empresa Getinsa tras ser encargado por el Ayuntamiento de Castrillón. El objetivo era conocer los daños para saber las acciones que deben llevarse a cabo para atajarlas.

En los últimos años se han venido produciendo desprendimientos del revestimiento interior del túnel en diversas zonas del mismo, por lo que el estudio realizado hace hincapié en la situación en la que se encuentran los ladrillos del interior. Las inspecciones realizadas, junto con la medición topográfica, han permitido verificar la inexistencia de deformaciones estructurales en la bóveda de ladrillo.

Los resultados del estudio arrojan varios tipos de desperfectos, aunque coinciden en que muchas de ellas se deben al efecto que está causando el agua en el interior. Las filtraciones estarían produciéndose a través de las juntas de los propios ladrillos y en forma de goteos en días de lluvias. Además, el informe señala que «en algunas zonas de la bóveda se observa la presencia de musgos, eflorescencias y acumulación de sales».

Otra de las deficiencias detectadas son los desconchados en la superficie de ladrillo que producen «importantes deterioros en el paramento de las bóvedas, y una gran irregularidad superficial». Además, apuntan que la mayor parte de los casos son de gran extensión y con profundidades variables entre un centímetro y doce. «Producen la perdida de la capa de protección superficial del ladrillo llegando en algunos casos a desprenderse todo el espesor del ladrillo colocado a soga», señala el estudio.

En tercer lugar se aprecian lajas o grandes superficies de ladrillo a punto de desprenderse. «Estos daños tienen su origen por la acción continua del agua con los ladrillos, que junto con las sales procedentes del mar y los contaminantes de los vehículos producen una alteración de las superficies de los ladrillos hasta que se produce la rotura y el desprendimiento», recalcan.

Por otro lado existe una grieta en la zona de la entrada de Arnao. Esta recorre toda la longitud de la bóveda de ladrillo, siendo su espesor variable. «Está producida por movimientos ligados a fenómenos de dilatación térmica de la fachada del túnel respecto a la bóveda. Esta patología no tiene trascendencia des el punto de vista estructural», matizan los expertos.

Para poner solución a todo esto proponen el saneo mediante picado manual de aquellas partes de la bóveda que presenten fisuras, ligeros desconchados, o abombamientos. «Sería recomendable realizar una inspección mediante golpeo de toda la superficie de la bóveda para descartar posibles problemas ocultos», apuntan los técnicos. En segundo lugar la ejecución de una barrera antihumedad mediante la inyección de resinas liquidas de silanos o siloxanos en la bóveda. Por último, una vez eliminadas las filtraciones de agua se debería proceder a la protección y consolidación superficial de los ladrillos a base de silicatos de etilo, «aunque sería recomendable realizar pruebas previas, que permitan determinar los productos más adecuados teniendo en cuenta las particularidades y dificultades de ejecución y puesta en obra», recalca el estudio.

 

Fotos

Vídeos