Usuarios y vecinos urgen el arreglo del puente de la playa de La Ñora

Un joven atraviesa el puente, con el pilar central dañado. / J. PAÑEDA
Un joven atraviesa el puente, con el pilar central dañado. / J. PAÑEDA

Critican que lleva más de tres meses dañado sin que hasta el momento se haya acometido ningún trabajo de reparación

COVADONGA RODRÍGUEZ VILLAVICIOSA.

La playa de La Ñora, en Quintueles, es uno de los arenales preferidos por maliayos y gijoneses por múltiples motivos. Algunos la escogen por su cercanía, otros por la «tranquilidad que ofrece al no estar tan masificada como San Lorenzo». «Es una de las mejores de Asturias, ideal para pasar un buen rato», opina Jian Carlo Palomino, vecino de la zona. «Además ahora, con el asfaltado de la zona, el acceso va a estar mucho mejor», puntualiza, haciendo referencia a los trabajos para mejorar la calzada que se han llevado a cabo. Pero en lo que todos coinciden es en que «tienen que arreglar ya el puente». Lo reivindica, entre otros, Inés Rodríguez. Y es que todas las buenas críticas que recibe la playa se quedan empañadas por el mal estado del puente de La Ñora. Se trata de un pasarela que atraviesa un pequeño riachuelo que desemboca en la mar y que permite el acceso peatonal desde la senda costera. «Es una faena que esté roto, a ver si lo arreglan pronto, porque puedes aparcar el coche arriba en la Providencia y venir caminado tranquilamente», reclama Rodríguez, para quien «ésta es una playa muy natural». El puente tiene el pilar del centro dañado. Los vecinos aseguran que ya lleva más de tres meses en esas condiciones.

«Pusieron unas vallas para que la gente no pasara, pero no hemos visto ningún trabajo de mejora», señala Víctor Pérez, que recalca que cuando viene caminando desde Gijón se ve obligado a pasar por debajo, y atravesar el río, «lo que es mucho más complicado».

El puente forma parte de la senda que conecta San Lorenzo con La Ñora y que muchas personas recorren para terminar con un «chapuzón de refresco» en la playa maliaya. Hace unas semanas, el equipo femenino de balonmano Gijón decidió hacer la ruta como parte del entrenamiento de la pretemporada, y cuando llegaron a la playa se encontraron con que no podían llegar a la arena al estar vallado el único acceso. Las 25 deportistas y sus entrenadores tuvieron que pasar por debajo del puente, atravesando el riachuelo. «Me parece my mal llegar al final de la ruta y encontrarme con esto, además a la vuelta también vamos a tener que volver por debajo y bajar es más difícil que subir», protestó uno de los entrenadores. «Mucha gente pasa por debajo, pero otros saltan la valla y atraviesan el puente, lo que es peligroso», relató Jian Carlo. «Tienen que arreglarlo ya», urge.

El concejal delegado de Mantenimiento y Obras de Infraestructura del Ayuntamiento de Gijón, Manuel Arrieta, sabe que el puente está en malas condiciones, pero señala que su arreglo corresponde a Demarcación de Costas.

 

Fotos

Vídeos