Vallinaoscura recupera el lavaderu de Santi gracias a la iniciativa de los vecinos

Los vecinos de Vallinaoscura celebraron la recuperación del lavaderu de Santi con un asado. / E. C.
Los vecinos de Vallinaoscura celebraron la recuperación del lavaderu de Santi con un asado. / E. C.

«Esta vez el Ayuntamiento nos hizo caso y aportó los materiales para conservar este elemento tan antiguo e importante», dicen los residentes de la parroquia

S. V. VILLAVICIOSA.

El lavaderu de Santi, ubicado en la localidad maliaya de Vallinaoscura, vuelve a ser el que era. Fueron los propios vecinos quienes lo construyeron hace más de un siglo, dando servicio también a las poblaciones de Polléu y La Viña, y han sido ellos quienes se han encargado de recuperarlo tras quedar prácticamente en la ruina. Lo han hecho mediante una sextaferia, mientras que el Ayuntamiento ha aportado los materiales, ya que el vecindario llevaba mucho tiempo reclamando ayuda y conservar así el único lavadero que queda en la zona. «Es muy antiguo, tiene dos lavaderos y era de gran importancia recuperarlo, ya que es el único de estos pueblos. Además, también dará servicio a muchas de las personas que hacen el Camino de Santiago o pasan por esta zona», subrayan Agustín Roces y Jesús Sanz.

Vallinaoscura tiene una ubicación estratégica, a escasos metros del monasterio de Valdediós y en plena ruta jacobea. «Estamos muy agradecidos por su colaboración. Esta vez nos hicieron caso y aportaron los materiales necesarios para las obras y madera y tejas para techarlo», añaden. Para celebrarlo, los nueve vecinos que actualmente residen en Vallinaoscura organizaron un asado junto al lavaderu de Santi, que contó con la presencia del alcalde, Alejandro Vega, y varios concejales.

Desde el año pasado el Ayuntamiento de Villaviciosa ha llevado a cabo un plan de restauración de antiguos lavaderos del concejo. Muchos de estos trabajos han sido solicitados tanto por vecinos como asociaciones, y en algunos casos acometidos por ellos mismos, como es el caso de Vallinaoscura.

En total han sido seis las intervenciones realizadas: Candanal, Valdebárcena, Mieres, Breceña y Llugarón. Desde el gobierno municipal aseguran que pretenden continuar con este programa en los próximos presupuestos, dado que aún son varias las instalaciones que urgen una intervención en todas las parroquias del concejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos