El PP valora las fiestas de Navidad como «un monumento a la desidia»

S. G. PIEDRAS BLANCAS.

Al PP de Castrillón tampoco le gustó la organización y el programa de las fiestas de Navidad. Así, el grupo municipal hace una valoración «globalmente negativa» de las actividades organizadas por la Concejalía de Festejos y afirma que son «manifiestamente mejorables».

«A parte de algunas actividades satisfactorias, en general las fiestas navideñas en Castrillón pasarán a la historia como un monumento a la desidia y a la incompetencia de un gobierno de IU en claro fin de ciclo político», declaró ayer el portavoz del PP, Jesús Pablo González-Nuevo Quiñones, que considera que las actividades organizadas se enmarcaron en un «apagón en nuestras calles que permanecieron tristes por la falta del alumbrado navideño».

A su vez destacan que la fiesta de Nochevieja se celebró en una «carpa congelada y que estuvo desangelada y poco concurrida». La siguiente crítica de los populares es a la centralización de los actos en Piedras Blancas, culminando con una Cabalgata de Reyes que «ha sido más elegante que las que se celebraban hasta hace pocos años. Aunque, es evidente que poco tiene que ver con una Cabalgata de Reyes tradicional».