Los vecinos de Bayas «hartos» de los problemas de tráfico y aparcamiento del verano

La zona cercana al arena se llena los días de sol. / LVA
La zona cercana al arena se llena los días de sol. / LVA

Reclaman alternativas de estacionamiento para evitar que los bañistas dejen sus vehículos en fincas privadas o impidiendo el paso por la carretera

SHEYLA GONZÁLEZBAYAS.

Los vecinos de Bayas ya están «hartos» de los problemas de tráfico y aparcamiento que sufren verano tras verano. Este fin de semana, en concreto el sábado, vivieron una jornada «horrible» ya que la afluencia al playón se multiplicó respecto a otros días estivales. La escasez de plazas en el estacionamiento de la playa hace que los bañistas dejen sus vehículos en los márgenes te la carretera o en espacios no permitidos para ello.

«Estamos como todos los años, pero cada verano es un poco peor. Desde que la playa se ha hecho más conocida por albergar perros son más las personas que vienen y se produce un caos siempre», denuncia Manuel Redondo, presidente de la asociación de vecinos de Bayas. Y es que cuando los turismos quedan aparcados a las orillas de la carretera llegan a impedir el paso de otros vehículos. «El otro día una grúa necesitaba bajar por un problema con otro coche y no podía porque no cabía. Imagina si llega a ser una ambulancia, sería imposible que accediera a la playa», lamenta Redondo.

Se han quejado a la Policía Local y también al Ayuntamiento, pero insisten en que «no se ponen soluciones, parece que no le interesa a nadie. Te escuchan y te dicen que intentarán hacer algo pero aquí no se hace nada», recalcan. Cuando la carretera se colapsa de coches optan por dejarlos aparcados en fincas próximas. «Son privadas. Entra uno y los demás van detrás. Eso no se puede consentir. Aquí alguien tiene que hacer algo», señala Redondo.

Proponen que se busquen fincas cercanas para habilitarlas en días de especial afluencia y así evitar estos problemas, que conllevan otros como suciedad. «No es la primera ni la segunda vez que según van saliendo a coger los coches o de la que salen en ellos tiran a lo márgenes plásticos o botellas. No se ponen ni colorados», denuncia el presidente vecinal.

El sablón de Bayas está protegido especialmente al estar declarado como Monumento Natural, eso dificulta la adecuación del aparcamiento y las zonas anexas lo que ha complicado las alternativas a barajar desde el Ayuntamiento. «Seguro que hay opciones pero hay que buscarlas», recalcan los vecinos.

En cuanto a la presencia de perros en el arenal insisten en que «los animales en sí mismos no son el problema», sino que este radica en quienes no cumplen con lo establecido. «Ni los propietarios ni el Ayuntamiento está cumpliendo con las normas y lo saben», denuncia Manuel Redondo, que pide «más civismo» por parte de todos y «una solución para acabar con todo este jaleo».