Vecinos de San Martín denuncian vertidos de escombro en la parroquia

Escombros depositados en plena senda de Carlos V. / S. G.
Escombros depositados en plena senda de Carlos V. / S. G.

El Seprona iniciará una investigación para intentar localizar al responsable, tras aparecer numerosos desechos en plena senda de Carlos V

A. G.-OVIESVILLAVICIOSA.

La Asociación de Vecinos de San Martín del Mar ha detectado la aparición de varios vertidos de escombros en distintos puntos de la parroquia. El último de ellos, en plena senda de Carlos V, dentro de la Reserva Natural de la Ría de Villaviciosa. La situación ya ha sido denunciada ante el Ayuntamiento y el Seprona, que iniciará una investigación para intentar localizar al culpable. «Da mucha rabia con el trabajo que estamos realizando para mantener la senda en las mejores condiciones posibles encontrarte con estos vertederos», lamenta el presidente de la entidad, Saúl García, quien recuerda que el servicio de recogida, del cual llevan avisando el último año a través de redes sociales, es gratuito.

Entre los escombros se han localizado restos de instalaciones eléctricas y «se ve que es de picar obra». Por eso los vecinos creen que puede tratarse de algún albañil o empresa que esté trabajando por la zona. «El problema es que se acostumbren y lo conviertan en algo habitual», señala García. La asociación se ha volcado en los últimos meses con el mantenimiento de la senda de Carlos V, que va desde Tazones hasta Villaviciosa. Han organizado diferentes limpiezas y tienen en marcha varios proyectos para convertir el itinerario en un punto aún más atractivo para los turistas.

Pero el vertido de la senda no es el único localizado en la parroquia de San Martín. El Ayuntamiento ya ha tenido que limpiar otros dos montones de residuos ubicados en la zona alta.

Los vertederos ilegales se han convertido en un problema para algunas zonas del concejo maliayo. Hace tan solo unos meses, los vecinos de Argüero se unieron para evitar que el punto limpio se convirtiese en un basurero. Colocaron carteles, avisos y realizaron hasta una concentración. Medidas que parecen haber tenido éxito ya que, hasta el momento y en pleno verano, la zona se ha mantenido limpia.