Veintitrés miradas sobre el mundo rural

José Cuadra, con su obra 'Gaitero', en la Fundación Cardín. / JOSÉ SIMAL
José Cuadra, con su obra 'Gaitero', en la Fundación Cardín. / JOSÉ SIMAL

E. RODRÍGUEZ VILLAVICIOSA.

Ha sido 'Niño con gallo', una de las pinturas de José Cuadra (Arriondo, Cabranes, 1949), la que ha unido la trayectoria artística de este pintor local con Manuel Benedito (Valencia, 1875-Madrid, 1963), discípulo de Joaquín Sorolla, de matizado estilo impresionista, y que ocupó algunos de los más altos cargos en el mundo del arte (vocal del Real Patronato del Museo del Prado, presidente del Patronato del Museo Sorolla de Madrid, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la Sociedad Hispánica de América en Nueva York, entre otras, además de ser nombrado caballero y recibir la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio). Fue el secretario de la Fundación Manuel Benedito, Luis de la Peña Fernández-Nespral, quien sugirió la idea de unir en una muestra las obras de ambos al encontrar paralelismos en sus composiciones. «Al principio me dio respeto -reconocía ayer Cuadra-, pero al mismo tiempo me hizo mucha ilusión. También porque rescata la figura de Benedito, que con el tiempo se ha ido olvidando».

La muestra, titulada 'Rural', salió adelante con el apoyo de la Fundación Manuel Benedito y la Fundación Cardín, y la colaboración del SabadellHerrero y el Grupo El Gaitero, y requirió un montaje nada sencillo. El 16 de junio abrió sus puertas en la Sala SabadellHerrero de Oviedo -donde se encuentra la mayor parte de la colección- y también en la Fundación Cardín, que recoge una parte, integrada por veintitrés obras. Oficialmente se inauguró ayer en Villaviciosa, aunque en el prácticamente mes que lleva abierta ya han pasado por ella 650 personas, según explicó la directora de la Fundación Cardín, Enriqueta de Valdés.

En esta muestra hay cinco obras de Benedito: dos pasteles de personajes populares, 'Holandesa' y 'Magarata'; un grabado que reproduce uno de sus cuadros más conocidos, 'Vuelta a la montería', y una pequeña acuarela de una cabeza de ciervo. Las demás pertenecen a Cuadra, formado en Bellas Artes, profesor de Dibujo en distintos institutos del país y que ya había dado a conocer su obra en distintos espacios (hace cuatro años, 'Naturaleza divina', también en Cardín).

Durante el recorrido, se puede observar, principalmente, a las gentes del campo y de la mar en sus quehaceres cotidianos o en sus tiempos de ocio: una mujer dando de comer a las gallinas, hombres en el mercáu, tratantes de ganado, un gaitero, un joven con una bandurria, pero también ovejas o vacas pastando en distintos rincones de la geografía asturiana.

«El pueblo en los genes»

La temática del artista cabranés siempre ha sido el mundo rural, porque «soy muy de pueblo, tengo el pueblo grabado en los genes», afirma Cuadra. Los visitantes aseguran, al salir, que «se identifican y reconocen en escenas del campo, un sector que se va perdiendo» y ése es precisamente uno de los objetivos del pintor: «Que revivan el mundo rural, que desaparece a marchas forzadas».

Confía en que «el arte influya» a reflexionar sobre ello y a cambiar esta tendencia, «aunque creo que un artista no va a ser consciente de ello nunca», sostiene. La muestra -con instrumentos de pintura de ambos artistas en sendas vitrinas- puede visitarse en Villaviciosa de 12 a 14 horas y de 17 a 20 horas de lunes a viernes y los sábados, solo por las mañanas, hasta el 31 de agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos