«Vengo de familia surfera, esta escultura es un orgullo»

Mario García posa junto a su obra. / OMAR ANTUÑA
Mario García posa junto a su obra. / OMAR ANTUÑA

Numerosas personas se acercaron ayer a la plaza del Náutico para ver de cerca la obra y fotografiarse con ella Mario García y la familia de Félix Cueto destapan la pieza en homenaje al que fuera pionero del surf en Salinas

SHEYLA GONZÁLEZ SALINAS.

La escultura de homenaje al surf y a Félix Cueto fue ayer uno de los mayores atractivos de Salinas. Numerosas personas se acercaron a la plaza del Náutico a lo largo de toda la jornada para ver la pieza, elaborada por Mario García, y hacerse fotos con ella. Aunque fue la tarde el momento más álgido, coincidiendo con el acto organizado por el artista.

Mario García estuvo acompañado de su familia y también de la de Félix Cueto, que quisieron acercarse a conocer al artista que había plasmado la figura de su hermano, pionero del surf en Castrillón. «Vengo de una familia de surfistas, somos cuatro hermanos y todos los practicamos desde pequeños, para mi esta escultura es un orgullo», decía ayer García. Fueron muchos los que analizaron la figura esbelta que ahora mira al mar Cantábrico.

«Es un proyecto que me ha supuesto mucho trabajo. Han sido tres meses metido en el estudio para darle forma», comentaba el artista. Él eligió el acero corten «para evitar su oxidación y lograr una mayor durabilidad ya que va a estar a la intemperie con unas condiciones meteorológicas en ocasiones adversas».

El concurso organizado por el Ayuntamiento dotaba la pieza con 10.000 euros, aunque este premio incluía el gasto en material, el trabajo del artista y el montaje de la pieza. «Estoy muy contento de que el Consistorio me haya dado esta oportunidad de que mi obra esté en Salinas para siempre».