Viaje sostenible por la ría maliaya

La embarcación 'Xouva' navega por la ría de Villaviciosa. / J. SIMAL
La embarcación 'Xouva' navega por la ría de Villaviciosa. / J. SIMAL

El ingeniero gallego José Ballester crea 'Xouva', un catamarán eléctrico y accesible a personas con movilidad reducida

A. GARCÍA-OVIESVILLAVICIOSA.

El ingeniero gallego José Ballester tuvo siempre claro que su sueño era diseñar sus propios barcos. Por eso, hace más de un año decidió dejar su trabajo en un astillero para comenzar a elaborar un primer prototipo. 'Xouva' es una embarcación totalmente sostenible y accesible. Cuenta con un motor eléctrico, por lo que no contamina, ni por emisión de gases ni por ruido. El catamarán surcó ayer la ría de Villaviciosa, un entorno protegido donde se pudo ver el verdadero potencial de este tipo de barcos.

«Es un barco de recreo para turismo náutico, con la peculiaridad de que no contamina en absoluto. Permite a los usuarios disfrutar de la naturaleza sin dejar impacto en ella. Los turistas cada vez están más concienciados con el medio ambiente y buscan este tipo de actividades alternativas, por lo que es un sector en el que hay mercado», explicó. La embarcación funciona con un motor eléctrico y cuenta con una batería de cinco horas de duración en marcha. El tiempo de carga asciende hasta las siete horas. «Es mucho más rentable que las embarcaciones actuales porque al final la electricidad es mucho más barata y en pocos meses ya está amortizado», aseguró.

El 'Xouva', con un precio base de 20.000 euros, cuenta con capacidad para siete personas, una de ellas en silla de ruedas. «Este es un modelo, pero podría hacerse mucho más diáfano para que entrasen más sillas. Ya estoy trabajando en nuevos prototipos y en más proyectos. Al final soy yo con mi ilusión», destacó. Cuenta, además, con una serie de cámaras que lo hacen insumergible. «Cuando llevas a personas con movilidad reducida la seguridad es muy importante, porque si hay un accidente no van a poder reaccionar como nosotros», explicó.

Turismo adaptado

El ingeniero realizó ayer varias salidas por la ría maliaya para dar a conocer este prototipo. Entre los usuarios que pudieron disfrutar del viaje estuvieron dos integrantes de la Asociación Pro Personas Discapacitadas Raitana, ambos en silla de ruedas, así como Aladino Pandiella, de la Asociación para la Promoción del Turismo Adaptado. Todos ellos pudieron conocer de primera mano las características del barco y ver el estuario de una forma distinta. «Hay que agradecer que se realicen iniciativas de este tipo», destacaron. Manolo Calvo, director general de Biodiversidad del Principado, también tuvo la oportunidad de dar un paseo en el catamarán.