Villaviciosa baila a La Portalina

Setenta parejas participaron este año en la Danza del Portal en la plaza del Ayuntamiento. / FOTOS: A. G.-O.
Setenta parejas participaron este año en la Danza del Portal en la plaza del Ayuntamiento. / FOTOS: A. G.-O.

«Mucha gente no lo entiende pero esta danza es devoción», defienden los vecinosLa directora, Ana González, dedica la actuación a Sor Mari Nieves, la hermana clarisa que se encargaba de cuidar los trajes

ALICIA GARCÍA-OVIES VILLAVICIOSA.

Setenta parejas acapararon ayer la mirada de todos en Villaviciosa. Fueron los protagonistas de la tradicional Danza del Portal , que volvió ayer a congregar a cientos de personas en la plaza del Ayuntamiento maliayo. Tradición, pasión y devoción se aunaron durante unos minutos en los que solo se escuchó el sonido de las voces de los bailarines y de la Coral Capilla de la Torre al son que marcó la banda de música. Semanas de ensayo, dirigidos por Ana González, que culminaron en ese momento, uno de los más esperados para los vecinos del concejo.

«Mucha de la gente que viene de fuera no nos entiende. Eso es porque no son de Villaviciosa. La Danza del Portal es nuestra, de los vecinos, y la bailamos para La Portalina», explicó David Alonso. Treinta años lleva este maliayo sin faltar a la cita. Ni siquiera la 'mili', en su día, se lo impidió. «Venía ese mismo día, solo para estar en el baile. Al siguiente, ya volvía», destacó. Él no es el único que no se pierde esta cita, que tiene también un significado religioso.

Tan solo unas filas por detrás de Alonso, en la danza, se encontraba Manolo Montes. Lleva tan solo coho años menos y contó que «llegué incluso a darme de baja en el trabajo cuando no conseguía el permiso para faltar ese día y venir a la danza. Su pasión por la Virgen del Portal se refleja cada año con las lágrimas que no puede controlar al final de su actuación. «Todos me miran cuando acabamos porque siempre termino llorando», confesó. «Es un sentimiento que es muy difícil de explicar, que la gente no entiende, pero es devoción».

Procesión antes las clarisas

La Danza del Portal, que este año se dedicó a la hermana clarisa, Sor Mari Nieves -quien se encargaba de cuidar los trajes-, es el culmen de una jornada que comenzó con una misa, a cargo del párroco Jorge Cabal y que, ayer, se celebró con cierto retraso. A continuación, vecinos y turistas se afanaron por buscar el mejor lugar para ver de cerca la salida de La Portalina del templo. La Virgen recorrió parte del casco urbano de Villaviciosa, haciendo una única parada ante el monasterio de Las Clarisas. Allí, el coro formado de las hermanas le dedicó una canción, ante la atenta mirada de los presentes y con el silencio únicamente roto por sus voces. Luego, el público se trasladó a la plaza del Ayuntamiento, para ver el tradicional baile.

La procesión del Portal compartió ayer protagonismo con el Concurso de Escanciadores, que se celebró por primera vez la tarde del domingo. Jorge Vargas, de El Mallu, quien llegó a sacar cuatro culines perfectos, resultó el ganador de la prueba al sumar 129.90 puntos. La noche anterior fue José Ángel Hevia, quien logró, 22 años después, llevarse los aplausos de todos sus vecinos. «Gracias por estar ahí Villaviciosa. Qué emoción volver a tocar en casa», aseguró tras la actuación en la que congregó a cientos de fans pese a la lluvia.

Hoy tendrá lugar el XXXIV Concurso Regional de Sidra Natural, que reunirá a los mejores lagareros de la región a partir de las 18 horas. Un poco más tarde, el parque de El Pelambre, tendrá lugar una comida en la calle, en lugar de la tradicional jira. Los vecinos se han volcado con esta iniciativa y ya se han agotado las 300 plazas disponibles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos