«La ría de Villaviciosa no se ha cuidado como debería»

Luis Correa, en el Riera. / A. G.-O.
Luis Correa, en el Riera. / A. G.-O.

«El festival es de la gente de Villaviciosa. Antes no había tanta tradición, pero la cultura es como un vicio. Cuando más tienes, más quieres» Luis Correa Organizador del Festival de la Ría 'Enrique Correa'

ALICIA GARCÍA-OVIES VILLAVICIOSA.

En un entorno inigualable, junto a la ría de Villaviciosa y bajo el sol de agosto. El Concierto sobre la Hierba de Misiego fue hace ocho años el precursor del Festival de la Ría 'Enrique Correa', cuya séptima edición se presenta hoy. Luis Correa es el alma máter de esta iniciativa que lleva el nombre de su creador y que no ha dejado de crecer desde que los primeros vecinos decidiesen congregarse para escuchar las melodías que surgían desde su vivienda familiar.

-¿Cuál fue el inicio del festival?

-Tanto mi mujer como yo somos músicos, así que decidimos reformar la casa que tenemos en Misiego para crear un estudio. Cada verano, cuando veníamos de vacaciones, quedábamos con amigos para tocar y el sonido se extendía por todos los sitios. Entonces, la gente empezó a venir y nos pedía permiso para sentarse a escuchar. Un día, mi mujer me propuso que organizásemos un concierto. Quería llamarlo Concierto de silla y tortilla. Fue el primero y tuvo mucha aceptación. A partir de ahí, hablé con la Fundación Cardín, que ahora organiza este concierto de forma individual, y con el Ayuntamiento.

-La iniciativa se ha convertido también en un homenaje a su padre, Enrique Correa.

-Sí, solo soy una mala fotocopia de él. En su época fue uno de los mejores violonchelistas de España. En mi familia siempre hubo mucha tradición musical. Mi mujer también toca un instrumento, al igual que mis hijos. Porque la música está hecha para ser compartida.

-El verano pasado contaron, por primera vez, con la colaboración de la Banda de Música. ¿Repetirán?

-Sí. La idea es que se unan a la banda de Manacor. Vamos a interpretar 'Pedro y el lobo. Un cuento sinfónico'. Es algo que ya hicimos en Mallorca y que queríamos repetir aquí. El problema es que no daba tiempo a volver a montarlo con la banda maliaya, así que lo haremos con la de Manacor y luego se unirán ellos.

-¿Cree que las administraciones apoyan suficiente la cultura?

-En Villaviciosa hay una sensibilidad tremenda por la cultura. El alcalde, Alejandro Vega, está muy involucrado en este sentido, pero no con todas las administraciones es igual. La cultura es un plus para Asturias. Al festival, por ejemplo, vienen músicos muy importantes y turistas de todos los rincones, incluso de México y Alemania. Son gente que luego repiten.

-¿Y los vecinos?

-El festival de la ría es de la gente de Villaviciosa. Está muy arraigado entre los vecinos. Antes no había tradición de festivales de música de este tipo. La cultura atrae más cultura. Es un vicio, cuanto más tienes, más quieres.

-Toda su vida ha veraneado en Villaviciosa. ¿Ha cambiado mucho?

-Villaviciosa, afortunadamente, no mucho. La ría, en cambio, sí. Sigue siendo un paraíso, pero no la han cuidado como deberían. Ya no entra la cantidad de agua que entraba antes, no se ven tantos peces. Han prohibido muchas cosas, casi no se puede ni pasear por ella, pero no han tomado medidas para mantenerla.

 

Fotos

Vídeos