«No volveré a presentarme a las europeas, ha sido decepcionante»

Ángela Vallina junto al vicepresidente del comité de Alcoa y un eurodiputado francés. / MARIETA
Ángela Vallina junto al vicepresidente del comité de Alcoa y un eurodiputado francés. / MARIETA

Ángela Vallina no será candidata en las próximas elecciones y se pondrá a partir de junio «a disposición del partido»

SHEYLA GONZÁLEZ PIEDRAS BLANCAS.

Ángela Vallina afronta los últimos meses como eurodiputada. Tras cuatro años en ese puesto anuncia que «no volveré a presentarme a las europeas», que se celebrarán a mediados del año que viene. Aunque la decisión está tomada, aprovechará estos meses que le quedan por delante para seguir interesándose por numerosos temas políticos y sociales internacionales.

«Ha sido toda una experiencia ser eurodiputada, aunque ha sido decepcionante. Lo ha sido porque el Parlamento tiene poca capacidad legislativa como para incidir en la toma de decisiones. A pesar de eso es también muy interesante porque estás donde se cuece todo», comenta Ángela Vallina, que estos días está en Asturias mostrando su apoyo a los trabajadores de Alcoa y a los intoxicados por mercurio en AZSA. Temas sobre los que ha hablado desde su escaño a nivel Europeo en más de una ocasión.

Su futuro en la política es aún incierto, con varios meses por delante insiste en que «pondré mi cargo a disposición del partido, haré lo que ellos me propongan. De aquí a junio aún hay mucho tiempo». Sí tiene claro que cambiaría ella para mejorar el trabajo desde el Parlamento Europeo. «Si por mi fuera habría que darle más capacidad legislativa porque es lo que nos pide la gente que acude a nosotros en busca de ayuda. De esta manera nuestro trabajo tendría muchas más consecuencias de las que tiene».

Se reconoce una enamorada de la política, en concreto de la internacional. «Me gusta mucho. El trabajo desde el Parlamento ha hecho que vea las cosas de otra manera, te abre la visión y puedes poner en perspectiva las cosas», recalca, a la vez que añade que «las relaciones internacionales tienen un panorama complicado, la realidad supera cualquier cosa que se pueda contar».

En estos cuatro años ha tenido la oportunidad de visitar numerosos países y escenarios políticos para después trabajar sobre ellos en las comisiones del Parlamento. «Lo que más me marcó fueron los viajes a Palestina. Desde aquí parece que estamos inmunizados a lo que allí está pasando, pero lo que están haciendo cuando lo ves es una barbaridad», señaló Vallina, que hace hincapié en «la falta de legalidad y respeto en toda la zona. Tras viajar allí, cuando regresas lo haces con el alma en un puño».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos