Cae la mayor red de proxenetas de la UE con dos detenidos en Soto del Barco

Momento de las detenciones de los presuntos proxenetas por parte de la Policía Nacional. / E. C.

Integraban un grupo criminal dirigido desde Rumanía que obligaba a prostituirse a mujeres a las que sometían a operaciones de estética

O. SUÁREZ / P. DE ALVEAR / G. DÍAZ-RUBÍN GIJÓN / OVIEDO.

Cae la principal organización criminal de trata de mujeres de la Unión Europea, que, además, había extendido sus tentáculos hasta Asturias. Dos de las once detenciones se practicaron en Soto del Barco, donde presuntamente los miembros de esta banda tenían retenidas a varias mujeres de origen rumano, a las que obligaban a ejercer la prostitución, llegando incluso a extorsionarlas para que se sometiesen a operaciones de cirugía estética. Las mujeres eran captadas con el método del 'lover boy', simular una relación sentimental para luego aludir a la necesidad de obtener dinero, por lo que se les conmina a ejercer la prostitución. A lo largo de la investigación identificó a varias víctimas a las que la organización habría obligado a ejercer la prostitución en un polígono industrial en Fuenlabrada, Ibiza y Asturias.

El dispositivo de la Policía Nacional se llevó a cabo de forma simultánea en varias ciudades españolas y rumanas, con doce registros. El presunto cabecilla de la red, un rumano apodado 'Becu', fue arrestado en su país, desde donde dirigía cada paso del resto de integrantes. Además de los once detenidos, la actuación ha posibilitado la liberación de trece víctimas del grupo criminal, que desarrollaba sus actividades en países como Alemania, República Checa y Países Bajos. Se intervinieron dos pistolas detonadoras, catanas, vehículos de alta gama y más de diez mil euros.

Las investigaciones se iniciaron en noviembre de 2015 y en las actuaciones judiciales en España figuraba como presunto responsable de la organización un hombre apodado 'Becu', quien comenzó su carrera delictiva en 2000 en Rumanía. Posteriormente, cuando este país se adhirió a la Unión Europea, aprovechó para desplazarse con facilidad e inició la captación de mujeres en diversas localidades rumanas a las que posteriormente trasladó a la República Checa para ejercer la prostitución.

«Desbancó a otros grupos rivales de proxenetas y años más tarde se trasladó a España y comenzó a participar en la actividades de la importante organización criminal dirigida por el conocido como 'cabeza de cerdo', líder durante años de esta red -y actualmente en prisión-, que empleaba extrema violencia y se dedicaba principalmente al control de la prostitución en Madrid», explican en la Policía Nacional. En Rumanía contaban con estructuras para blanquear capitales. Los integrantes de la red llevaban un alto nivel de vida.

Más noticias

 

Fotos

Vídeos