Un muerto al arrojarse a las vías en Ujo y otro, al tirarse ante un autobús en Navia

Un muerto al arrojarse a las vías en Ujo y otro, al tirarse ante un autobús en Navia
Momento en que retiran en un féretro el cuerpo de A. P., vecino de 37 años, que se arrojó a las vías en Ujo. / J. M. PARDO

Los pasajeros del ALSA dicen que el peatón se abalanzó «sobre el vehículo», mientras que el vecino mierense se puso delante del tren

A. FUENTE / D. S. F. UJO / EL BAO (NAVIA).

La Guardia Civil investiga dos luctuosos sucesos ocurridos en las últimas 24 horas en Ujo, donde un joven falleció tras arrojarse a las vías del tren, y en El Bao, Navia, donde otro hombre moría en la noche del miércoles tras arrojarse al paso de un autobús de Alsa.

El accidente de Ujo se produjo poco después de las 16.15 horas. Fue el centro de control de Renfe el que dio el primer aviso. Una de las principales hipótesis apunta a que A. P., de 37 años, vecino de esta localidad, se interpuso ante el convoy de forma intencionada. El tren afectado era un Cercanías que cubría el recorrido de Pola de Lena a Gijón. Los viajeros fueron trasladados a otro convoy que hacía el mismo trayecto y que llegó más tarde. Los agentes que se han hecho cargo de la investigación, adscritos a la Policía Judicial de la Guardia Civil, tomaron declaración al conductor del tren.

Asimismo, también se investiga la muerte de otro hombre, en la noche del miércoles, tras ser atropellado por un autobús de la empresa Alsa en El Bao, Navia. Los hechos sucedieron poco antes de las 22 horas, en la carretera N-634, a la altura del kilómetro 515,2, a la salida del pueblo. El hombre que caminaba por el arcén, «se abalanzó sobre el autobús», indicaron varios de los pasajeros. El conductor, que se percató de la acción del peatón, frenó y trató de esquivarlo. Sin embargo, no pudo evitar golpearlo y falleció en el acto.

Se desconoce los motivos por los que el peatón, que no portaba documentación, se abalanzó sobre el autobús, que cubría la ruta Oviedo-Ribadeo y que había salido de la capital asturiana a las 20 horas. Los doce viajeros continuaron su viaje con los medios puestos a disposición por la compañía. Según señaló Alsa, tanto el conductor como el vehículo tenían todos los permisos y documentación en regla.

La localidad de El Bao, atravesada por la N-634, no cuenta con aceras ni pasos peatonales. Los vecinos aseguran que por la zona pasan a diario decenas de peatones, en su mayor parte peregrinos, que atraviesan esta carretera que en su mayor parte «no cuenta ni con arcén», explicó Carlos Fernández. Por su parte, Manuel Pérez, exigió que se desvíe el Camino de Santiago por el interior del pueblo, para que los peregrinos no tengan que transitar por esta carretera, que a su juicio «es un peligro».

 

Fotos

Vídeos