Una mujer de 62 años y con factores de riesgo, primera muerte por gripe

L. FONSECA OVIEDO.

En Asturias, la gripe está a la puerta de convertirse en epidemia. En el HUCA, la presión asistencial del pasado viernes era algo más intensa que a principios de enero, «pero aún estamos lejos de la frecuencia que suele causar la gripe cuando se intensifica», indica Luis Antuña. Sanidad prevé que el virus provoque muchos más afectados en el plazo de dos semanas. Pero aunque la gripe aún no haya pasado al umbral epidémico (se deben superar los 92 casos por cien mil), lo cierto es que el Principado ya registró el primer muerto por gripe. Fue a finales de diciembre y la víctima fue una mujer de 62 años, que se había vacunado pero que «tenía factores de riesgo» (estaba inmunodeprimida). El tipo de virus fue A, pero no se pudo subtipar, por lo tanto se desconoce la cepa concreta. Según el último informe de la red de Vigilancia Epidemiológica, trece personas necesitaron ser hospitalizadas por gripe en el HUCA. De ellas, ocho sufrían un cuadro grave, y una estuvo en la UCI. El 25% de los enfermos de gripe ingresados fue 'atacado' por el virus de la conocida como gripe A (H1N1) y otro 25%, por un virus B.