La nieve llega a Asturias

Refugio del Urriellu./FACEBOOK
Refugio del Urriellu. / FACEBOOK

Las precipitaciones de la noche permitieron cuajar el primer manto blanco del otoño

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Ya está aquí, al menos por unas horas. Los montañeros que hacían noche en el Refugio del Meicín, a 1.560 metros de altura en el macizo de Ubiña, amanecieron hoy circundados por el primer manto blanco que el otoño descarga sobre la región. «Otros años los primeros copos cuajaban en los picos, pero esta vez ha formado una línea bien clara a partir de los 1.600 metros», detalla Alejandro Mier, guarda de la instalación.

La expectativa de observar las primeras nieves era alta anoche. El pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) advertía de esa posibilidad, y tras una tarde encapotada y de orbayu, el grupo de portugueses que, junto al propio Mier, hicieron noche en el refugio, se fueron a la cama observando cómo en el exterior la cosa iba a mayores. Primero lluvia, luego descenso térmico abrupto y más tarde apareció el agua-nieve.

Más noticias

«Es normal que en octubre te venga una primera chubascada de estas, que te da un aviso de nieve, pero que cuaje tanto y tan cerca no es tan frecuente», recuerda Mier. Montañero especialista, apunta a que en estas semanas todavía quedan reses alimentándose al fresco de la zona. «Los pastores suelen aguantar hasta noviembre, pero si la nieve viene así igual se lo tienen que pensar», considera. Con estas conversaciones y un plato de huevos, chorizo y patatas el guarda está recibiendo hoy a los afortunados que se acercan a tocar la primera nieve de la temporada.