La nieve toma las cumbres y las temperaturas se desploman

Entrada del refugio de Vega de Urriellu, ayer. / E. C.
Entrada del refugio de Vega de Urriellu, ayer. / E. C.

El pronóstico hoy es que la cota ascienda hasta los 1.600 metros de altitud, con temperaturas de -2 grados en Vega de Uriellu

R. M. GIJÓN.

El frío volvió ayer a la región, con ventiscas y precipitaciones por encima de los 1.200 metros que recubrieron de nieve las zonas altas de montaña. El manto blanco se espesó en enclaves como el refugio de Vega de Urriellu, ubicado a 1.960 metros de altitud. Son los días «de mayor silencio en la Vega; además de la soledad, el silencio es total. Levantarse es toda una sorpresa, como cuando vas a abrir un regalo», escribía el guarda de la instalación en las redes sociales.

Más información

En la red de bases automáticas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) el mercurio se contrajo hasta los -0,8 grados del Puerto de Leitariegos y los 0,3 de Degaña. Las precipitaciones fueron más persistentes en el litoral que en el interior pero terminaron mojando toda la región.

El pronóstico hoy es que la cota ascienda hasta los 1.600 metros de altitud, con temperaturas de -2 grados en Vega de Uriellu (y sensación térmica de -12), además de heladas débiles en zonas medias y bajas de montaña. El mercurio en el resto de la región registrará pocos cambios en las mínimas, aunque en las horas centrales se espera un ascenso. El buen tiempo no regresaría al menos hasta el martes.