La nueva vacuna de la gripe en Asturias: más efectiva y más cara

Antonio Molejón e Ismael Huerta presentaron la campaña de vacunación contra la gripe. / ALEX PIÑA

La campaña de vacunación antigripal comenzará el lunes y durará hasta final de año

LAURA MAYORDOMOOVIEDO.

'La gripe no es un resfriado, es una enfermedad infecciosa muy contagiosa. Puede causar dolor de garganta, de cabeza, tos, cansancio, fiebres altas o, incluso, la muerte'. Con este mensaje, visible en dípticos y carteles, pretende la Consejería de Salud convencer al 65% de la población mayor de 65 años -el grupo de riesgo más numeroso- de la conveniencia de vacunarse. El año pasado apenas lo hicieron el 55%. Una tasa que «es necesario mejorar», reconoció el director general de Salud Pública, Antonio Molejón. En la pasada campaña hubo cerca de un centenar de casos graves y 19 personas fallecidas. De ellas, la mitad no se había vacunado.

Las 220.000 dosis que se han adquirido este año (8.000 más que el año pasado) ya se encuentran en los 500 puntos de vacunación en los que, a partir del lunes y hasta el 31 de diciembre (o febrero, mientras siga habiendo existencias) se podrán dispensar a la población que integra los grupos de riesgo. Es decir, a los mayores de 65 años, los enfermos crónicos de cualquier edad, las embarazadas, las personas con obesidad importante y los residentes en centros de atención a enfermos crónicos o residencias. Un año más, la campaña de vacunación también va dirigida a quienes cuidan o conviven con estos grupos de riesgo y al propio personal sanitario.

La Consejería de Sanidad ha desembolsado 1.059.000 euros en la adquisición de 158.000 vacunas reforzadas con adyuvante -una sustancia química que mejora la respuesta inmune- y 62.000 dosis de la tetravalente -«con una protección directa mayor tanto para los dos tipos de virus A como para los dos linajes del virus B», explicó Ismael Huerta, responsable del Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Principado.

Cada dosis de esta vacuna, la tetravalente, cuesta 5,95 euros. Prácticamente el doble que la trivalente (2,7 euros), que es la que estaba disponible en anteriores campañas. La vacuna con adyuvante sale a 4,5 euros. «Pero no consideramos que sea un gasto, sino una inversión en salud», remarcó Molejón.

La novedad de este año es que habrá una profilaxis específica para cada persona en función de su edad. Así, la tetravalente queda reservada a los menores de 65 años incluidos en los grupos de riesgo mientras que la vacuna con adyuvante irá destinada a los mayores de 65. «Son las mejores vacunas disponibles para asegurar la mayor protección», apuntó el director general de Salud Pública.

Se pretende así reducir el impacto de una gripe que en las últimas campañas se ha cebado con la población infantil y, sobremanera, con la de los mayores de 65 años. Se ha visto que en este grupo de población las vacunas clásicas no han funcionado bien. También, que existe una relación directa «clara» entre la tasa de cuadros graves y de mortalidad y la de vacunación. El crecimiento de los casos de gravedad y los fallecimientos crece «de manera exponencial» cuanto menor es la inmunización.

«Es impredecible»

¿Cómo viene la gripe de este año? Para responder a esta pregunta se suele observar lo ocurrido previamente en el hemisferio sur, pero la variedad de virus ha sido tal que la conclusión es que «nos podemos encontrar con cualquier cosa. La gripe es muy impredecible», reconoció Ismael Huerta. Así, en las dos últimas campañas, la fase epidémica se adelantó respecto a lo acontecido otros años y los picos de mayor incidencia se registraron ya en noviembre.

La vacunación es la herramienta más eficaz para evitar complicaciones graves en una enfermedad infecciosa que puede llegar incluso a causar la muerte. «La vacuna salva vidas», insistió Molejón. Además, es gratuita. Para recibirla solo hay que pedir cita previa en el centro de salud.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos