Los alumnos del Obanca irán en autobús al comedor

L. ÁLVAREZ CANGAS DEL NARCEA.

Los alumnos del Colegio de Obanca, en Cangas del Narcea, tendrán que coger el transporte escolar para poder llegar hasta el comedor. La paralización de las obras para acondicionar cocina y comedor en el edificio que ocupan desde primeros de mes supone que el servicio se siga prestando en sus antiguas instalaciones en la Escuela Hogar.

La dirección del centro comunicó a los padres el miércoles la solución propuesta por la consejería -que correrá con los gastos del transporte-, y que éstos aceptan con resignación hasta que concluyan las obras. «Parece que es la única solución, porque las nuevas instalaciones no estarán listas para el 1 de octubre, entre otras cosas porque todavía no hay licencia de obra», explicó ayer Daniel Álvarez Gayo. Lo que piden es que, una vez empiecen las obras, interfieran lo menos posible en la actividad escolar y que los trabajos se hagan por las tardes o fines de semana.

Sobre la licencia de obras, el alcalde, José Luis Fontaniella, señaló que el problema reside en que «los técnicos municipales advierten de que hay un depósito de gasoil conectado por donde quieren hacer el comedor y un baño que da a la cocina». El regidor explicó que son necesarias una serie de condiciones para preservar la salud y seguridad de los alumnos, bajo el reglamento de la propia consejería, «y sólo hemos pedido que se cumpla». Fontaniella, que ayer convocó a los padres para explicarles los trámites que se han ido haciendo, advirtió de que prefiere «que culpen al alcalde de retrasar las obras que de ser el responsable de que algún niño sufra un incidente».

Asegura que el Ayuntamiento fue «extremadamente ágil» en toda la tramitación, pero que no han vuelto a tener noticias de la consejería desde que el 21 de agosto le solicitaron que subsanase el problema.