Cultura pide anular el contrato del gestor del patrimonio de Grandas

El arqueólogo designado, Sergio Ríos, ya ocupa su cargo y el alcalde, Eustaquio Revilla, asegura que todo está «dentro de la legalidad»

LIDIA ÁLVAREZ

El nuevo gestor del patrimonio arqueológico de Grandas de Salime ya está trabajando. El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) publicó ayer la adjudicación del contrato municipal, y el alcalde, el socialista Eustaquio Revilla, confirmaba que ya ha sido formalizado y que el designado, Sergio Ríos, está desarrollando las funciones propias del cargo.

Al mismo tiempo, ayer se conocía la respuesta de la consejera de Cultura, Ana González, al diputado popular Alfonso Román López, que en la Junta General se había interesado por si el departamento era conocedor del pliego de cláusulas que rige el contrato y si preveía adoptar alguna medida, ya que las tareas previstas, «podrían invadir las competencias del Principado».

La consejería «sí considera que algunas de las tareas que se encomiendan invaden las competencias del Principado», explica en su respuesta por escrito la consejera, por lo que «se han adoptado las medidas pertinentes para reponer la legalidad vigente». En el texto señala que nada más conocer el pliego se dirigieron a la Dirección General de Administración Local para que «en el ejercicio de sus competencias requiera al Ayuntamiento de Grandas que anule el acto, viciado de nulidad, toda vez que se han invadido competencias autonómicas».

El alcalde de Grandas, por su parte, confirmó que el Consistorio ha recibido una petición de documentación al respecto, «en base a un informe de Cultura que dice que el órgano de contratación es manifiestamente incompetente para dictar esa resolución». Sobre este asunto Revilla señaló que «el Ayuntamiento es perfectamente consciente de lo que se puede hacer y no dentro del ámbito de la legalidad». Por eso se ha respondido a la petición de información, enviando toda la documentación, «porque aquí no hay nada que ocultar».

«Estamos, como siempre, convencidos de que actuamos dentro de la legalidad, de que esto no son más que maniobras de la consejería para intentar justificar lo injustificable y de que entra dentro de las competencias del Ayuntamiento y de las atribuciones de los órganos de contratación, sin lugar a dudas», añadió Revilla. Sobre las críticas desde algunos sectores a la designación de Ríos, Revilla señaló : «Yo, como político, puedo admitir cualquier crítica, dentro del respeto, pero no puede ser que se intente desprestigiar a un trabajador que no se conoce de nada. Vamos a valorar a la gente una vez que ha hecho su trabajo».

 

Fotos

Vídeos