La Casa del Lobo de Belmonte recibe más de 300 visitas en su primera semana

Escolares del concejo de Belmonte visitaron ayer las instalaciones de la Casa del Lobo. /
Escolares del concejo de Belmonte visitaron ayer las instalaciones de la Casa del Lobo.

El recorrido por el centro incluye una visita al cercado en el que, desde octubre pasado, habitan dos cánidos

LIDIA ÁLVAREZ

En torno a medio centenar de alumnos del colegio de Belmonte de Miranda aprovecharon ayer la jornada de puertas abiertas de la Casa del Lobo para conocer las instalaciones recién inauguradas. A ellos hay que sumar las más de 300 visitas que ha recibido desde su inauguración, el pasado viernes, y que dan buena muestra de la acogida que está teniendo este equipamiento.

La primera planta del centro se divide en siete áreas temáticas en las que se repasan los aspectos más relevantes de la vida de lobo. Desde su morfología y forma de actuar y comunicarse, a los lugares del mundo en los que habita, sin olvidar la difícil relación desde siempre con el hombre, además de la mitología y creencias populares sobre esta especie. Todo ello planteado de manera didáctica pero cercana y, sobre todo, muy interactiva. A través de grandes paneles móviles, pantallas táctiles y pulsadores, los visitantes pueden descubrir las diferentes variedades de lobos, sus sonidos, de qué se alimentan o cómo cazan, por ejemplo.

En la segunda planta, además de la sala de proyecciones, hay diferentes espacios listos para acoger todo tipo de talleres y exposiciones temporales. No solo sobre el lobo, sino sobre cualquier temática que pueda surgir, ya que la empresa encargada de la gestión, Proasur, está en contacto con asociaciones, comercio y hostelería de la zona para colaborar y convertir el centro en dinamizador de toda la comarca.

El recorrido por el centro de interpretación se completa con la visita al cercado en el que se encuentran los dos lobos recogidos el año pasado por el Principado, ubicado a un kilómetro del equipamiento.

Está previsto convocar un concurso próximamente para decidir sus nombres.