Una ola arrastra a un bebé de veinte meses en la playa de Frejulfe, en Navia

Trabajos de rastreo en la playa de frejulfe. /
Trabajos de rastreo en la playa de frejulfe.

El pequeño se encontraba con su padre y su abuelo, quienes paseaban por la orilla. | Una embarcación de Salvamento Marítimo y el Helimer Cantábrico se encuentran rastreando la zona

MARCO MENÉNDEZ / DAVID SUÁREZ FUENTEGijón / NAVIA

Salvamento Marítimo, el Servicio de Emergencias del Principado, la Cruz Roja y la Guardia Civil tratan de localizar a un niño de 20 meses que fue arrastrado por una ola cuando se encontraba en compañía de su abuelo y su padre en la playa de Frejulfe (Navia) pasadas las cinco de la tarde, coincidiendo con la pleamar. Según relata Marino Fernández, concejal del Ayuntamiento de Navia y testigo de los hechos, era el abuelo del pequeño quien lo llevaba en brazos cuando la ola les golpeó con fuerza a los tres a la altura de Peñarrubia. Tras el fuerte impacto, el abuelo no pudo sujetar al menor y, en palabras de Fernnández «el mar se lo quitó de los brazos». Según su propio relato, ambos gritaban desesperados «¡el niño!, ¡el niño!». Tanto el padre como el abuelo, de unos 70 años, consiguieron salir a la orilla, con mucha dificultad en el caso del primero. Posteriormente, el padre intento rescatar al menor tirándose al mar en numerosas ocasiones sin éxito y poniendo también en peligro su vida. Los tres son vecinos de El Espín, (Coaña) según confirmó el alcalde de Navia Ignacio García Palacios, que se desplazó hasta la zona. Tras el suceso, el abuelo y los dos padres del niño fueron trasladados al hospital de Jarrio. El pequeño es hijo único.

en contexto

Minutos después de que se tuviese conocimiento del suceso, zarpó del puerto de Luarca la embarcación de Salvamento Marítimo rumbo a la playa naviega y unos minutos después despegó de La Morgal el helicóptero del Principado para incorporarse a las labores de búsqueda. A continuación se incorporaró el Helimer Cantábrico, que permanecerá en la zona hasta alradedor de las 20.30 horas, debido a que se estima que para esa hora estaría a punto de agotarse el combustible. También se encuentran en la zona cuatro patrullas de la Guardia Civil y cinco miembros de la Cruz Roja de Luarca. Poco después de que se iniciase la búsqueda, fue encontrada parte de la ropa del pequeño, lo cual podría dificultar su localización.

Pese a que el helicóptero del Principado ya se ha retirado de la zona, se está organizando un dispositivo que trabajará toda la noche para intentar encontrar al pequeño. Este equipo estará formado por los 7 bomberos y el jefe del parque de Luarca, cuatro guardias civiles y cuatro miembros de protección civil. Además, a las ocho de la mañana dará comienzo el operativo de día. A esa hora se instalará en la zona el puesto de mando con el camión de los bomberos.

Por su parte, el alcalde de Navia también se ha acercado hasta el arenal. Desde este lugar ha pedido a los ciudadanos que extremen las precauciones debido al fuerte oleaje que azota la costa asturiana. Este mismo mensaje ha querido transmitir el concejal Marino Fernández, que se encontrataba en la zona haciendo una ronda debido a las malas condiciones de la mar. De hecho, fue él, junto a otro joven que estaba montando a caballo, quienes avisaron al 112. En este sentido, recuerda que el peligro afecta a toda la costa, ya que en algunos puntos como Villapedre, algunas personas se han saltado el vallado puesto por la Policía para delimitar las zonas de peligro.

Asturias, en alerta

Este suceso se produce tras el aviso de alerta roja por fuertes vientos y olas de hasta nueve metros en Asturias para este lunes. La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología estimaba para este lunes que el viento tendría especial incidencia en la costa occidental. En este sentido, se acalculaba que a partir de las 21 horas las rachas de viento alcancen los 100 kilómetros por hora en esta zona, un dato al que ya se aproxima los registros 8.95 metros de la boya que la Uiversida de Oviedo tiene instalada a la altura de Cudillero.

También en el suroccidente, donde puede superar los 90 kilómetros por hora. Ante esta previsión, que se extiende hasta las 8 horas de mañana, la Agencia Estatal de Meteorología ha decretado alerta roja por riesgo de fenómenos extremos en todo el frente costero al oeste del Cabo Peñas desde las nueve de la noche hasta la mañana del martes.

Ante esta situación, el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) recomienda a la población que extreme las precauciones y evite acercarse a los acantilados, paseos marítimos y otras zonas peligrosas en las que las fuertes rachas de viento puedan provocar caídas o producirse golpes de mar. Además, aconseja limitar los desplazamientos por carretera, siempre que sea posible, y prestar especial atención a la posible presencia de obstáculos en la vía. Asimismo, sugiere que se revisen los anclajes de los elementos fijados en el exterior de los edificios de viviendas y avisa a los peatones de que estén atentos por si se producen desprendimientos de cornisas.

Esa misma alerta roja por fenómenos costeros afecta también a las provincias de Lugo y A Coruña, donde, además, se ha activado el nivel de alerta amarilla por fuertes vientos. Por su parte, en Cantabria, Pontevedra, Vizcaya y Guipúzcoa, las olas pueden llegar a los ocho metros, por lo que se establece el nivel de alerta naranja (riesgo importante); y en Burgos, Valencia y La Rioja también se ha activado alerta por riesgo de viento.

Nieve por encima de los 1.400 metros

El cielo se mostrará nuboso o cubierto con precipitaciones en el oeste de Galicia, que serán localmente persistentes y podrán extenderse a todo el extremo noroeste peninsular, e incluso, al resto del cuadrante noroeste, el alto Ebro y al Pirineo occidental. Por encima de entre los 1.400 y los 1.700 metros las precipitaciones serán en forma de nieve. En el resto de la Península y en el norte de Canarias el cielo se mostrará nuboso o con intervalos nubosos, con excepción del área mediterránea, Baleares y resto de Canarias donde habrá pocas nubes con algunas nubes altas.

Las temperaturas diurnas irán en ascenso en la mitad norte y en el área mediterránea, mientras que las nocturnas sufrirán una subida que será notable en el cuadrante noroeste.