«Es un palo que nadie espera»

Un agente de la Guardia Civil cierra la puerta de la casa en la que se produjo el suceso./
Un agente de la Guardia Civil cierra la puerta de la casa en la que se produjo el suceso.

El alcalde de Cangas del Narcea lamenta la muerte de una madre y su hijo en la villa por la mala combustión de una cocina de carbón

ELENA RODRÍGUEZGijón

Fue el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, quien lo avisá pocos minutos después de que el 112 recibiera una llamada con una fatal noticia: dos vecinos de la villa, de Cangas del Narcea, acababan de aparecer muertos en la casa en la que residian, en la calle La Presa. Eran una madre, Marisol Blanco, de 39 años, y su hijo mayor, Alberto Menéndez, de 21. Todo apuntaba a una mala combustión de la cocina de carbón. De hecho, en los ultimos días, algunos vecinos habían advertido a la familia del humo que salía de la vivienda.

«Es un palo que nadie espera porque ambos eran muy jóvenes y lamento que esto pueda ocurrir en pleno siglo XXI con una cocina de carbón», afirma el alcalde de Cangas del Narcea, el socialista José Víctor Rodríguez. De inmediato, se trasladó hasta el lugar del suceso, donde pudo dar el pésame y apoyo a los familiares hasta la llegada de la juez y del forense.

«A Marisol y a su hermano los conocía de vista, porque vivíamos cerca», explica el primer edil, apesadumbrado porque «las últimas semanas han sido muy complicadas», en referencia a la mujer de 46 años que falleció la semana pasada tras caerle un árbol encima, el trabajador que resultó herido grave mientras cortaba madera o la muerte del director de Bodegas Monasterio de Corias y expresidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Vino de Cangas, Juan Manuel Redondo, a los 51 años.

Hoy mismo, después del triste suceso, tres personas, una mujer y dos hombres, sufrían un accidente de tráfico al salirse su vehículo de la carretera en Morzó. La mujer ha resultado herida y los dos varones, ilesos.

En Cangas, recuerda el regidor, las cocinas de carbón, que hacen las veces también de calefacción, son "muy comunes. Es algo habitual", pues las calefacciones que funcionan con electricidad o gas son muy pocas. "Lo que pido es que se extremen las precauciones", dice el alcalde, quien recuerda que "hay que limpiar una vez al año la chimenea y tener cuidado por la noche para que no se avive la llama de la cocina". El funeral por Marisol Blanco y Alberto Menéndez tendrá lugar mañana martes, a las 16 horas, en la Basílica Parroquial de Cangas del Narcea. Con posterioridad, los restos serán trasladados al cementerio parroquial de Trones.