Tres hipótesis sobre la celiaquía en Cangas

Carlos Celorio, de la Asociación de Celiacos del Principado. /
Carlos Celorio, de la Asociación de Celiacos del Principado.

Un 3% de los vecinos padece esta intolerancia, objeto de estudio en las II Jornadas 'Cangas sin gluten' que se celebran este fin de semana

BELÉN G. HIDALGO

El concejo cangués es el núcleo español con mayor porcentaje de celiacos. Esta intolerancia al gluten, que obliga a modificar la dieta, la padecen el 3% de los vecinos y son muchos los que se preguntan cuál es la razón. El presidente de la Asociación de Celiacos del Principado (ACEPA), Carlos Celorio, trató ayer de dar respuesta a esta incógnita. Tres son los supuestos que baraja. «Son hipótesis desde la modestia. No soy ninguna autoridad. Los datos que presento han sido contrastados y me han ido casando, simplemente», advierte.

Una de las teorías que maneja es la de la efectividad en el diagnóstico. «Hay un desconocimiento muy alto en Atención Primaria. Se tarda mucho en diagnosticar», explica. Así, cuanto más conocimiento exista sobre la celiaquía, el porcentaje de diagnosticados es mayor. Otro factor que cree que hay que tener en cuenta es la consanguinidad, aunque lo considera «un argumento un poco flojo, pues existió en muchos sitios donde no hubo estos picos de celiaquía».

Su apuesta más fuerte es la teoría de la adaptabilidd del cuerpo humano. «Nos adaptamos al medio para sobrevivir. El clima y el terreno condicionan la alimentación», cuenta Celorio. En Cangas del Narcea se consumía mucha escanda, que tiene catorce cromosomas con una cadena molecular muy sencilla. «Esa escanda hibridó de manera muy natural hacia otras especies de trigo con más cromosomas y, por tanto, con más proteínas. Éste permaneció en la dieta durante 5.000 años en gran parte del mundo», continúa.

La historia dio un giro cuando en 1944, Norman Borlaug, el padre de la agricultura moderna, desarrolló en México las semillas del trigo de alto rendimiento para acabar con las hambrunas que asolaban países como la India o Pakistán. «En los años setenta, los americanos lo exportaron al resto del mundo. Este trigo aumentaba las producciones de forma brutal, pero tenía más gluten», argumenta Celorio.

En Cangas del Narcea, la orografía y las comunicaciones retrasaron la llegada de este trigo. «Hasta que no acabó el franquismo, aquí no llegó ese trigo que ya estaba en la Meseta. El salto de la escanda al trigo de alto rendimiento fue brusco. No hubo periodo de adaptación», concluye.

Las II Jornadas 'Cangas sin gluten' comenzaron ayer con una programación repleta de charlas informativas sobre la celiaquía, a las que se suman talleres, sorteos, actividades para los más pequeños y 'showcookings'. El pistoletazo de salida corrió a cargo del finalista de Masterchef, Mateo Sierra, que presentó su libro '¡Sin Gluten! Deliciosas recetas para celíacos', la tarde del viernes en la Librería Treito. No sería su último encuentro con los cangueses, que acudían ayer por la tarde a la masterclass celebrada en el Patio del Palacio Conde de Toreno. En ella, Mateo Sierra mostró su talento en los fogones con tres recetas: agua de tomate en granizado, raviolis con guiso de calamar y una coca cremosa de chocolate.

Una asociación nacional

Durante la mañana, la Casa de Cultura 'Palacio de Omaña' acogía un ciclo de charlas que empezó con una exclusiva: el nacimiento de la asociación nacional Gastobloggers Sin Gluten (GBSG). Los bloggers de Celicious Gluten Free, Mi Menú Sin Gluten, Caminar Sin Gluten y Cocina Fácil Sin Gluten se unen para seguir con su labor altruista orientada a ayudar a los celíacos.

Tras este anuncio, el doctor Luis Rodrigo tomó el testigo para abordar esas otras enfermedades asociadas con el consumo de gluten como, por ejemplo, la esclerosis, la epilepsia, las migrañas o los trastornos obsesivo-compulsivos. Paula Barros, dietista-nutricionista explicaba poco después cómo ha de manejarse un celiaco a la hora de cuidar su dieta. La cerveza sería la protagonista de la última charla de la mañana. Antonio Fumanal, maestro cervecero, desvelaba los entresijos de la elaboración de la cerveza sin gluten.