«Tengo miedo a salir de casa desde que me dieron la paliza», asegura un pescador agredido en Cudillero

El puerto de Cudillero, este sábado./E. C.
El puerto de Cudillero, este sábado. / E. C.

El hombre de 41 años explica que los asaltantes le pararon haciéndose pasar por policías, «me maniataron y me taparon los ojos»

DAVID SUÁREZ FUENTE

El pescador pixueto agredido el pasado miércoles en Cudillero asegura que «tengo miedo a salir de casa desde que me dieron la paliza». El hombre de 41 años, que prefiere permanecer en el anonimato explica que «no salgo de casa ni para fumar».

La agresión se produjo el pasado miércoles, cuando tras regresar de capturar angula, y dejarla en la bodega de la Cofradía de Cudillero, regresaba pasadas las 6 horas, a su casa en Salamir en su furgoneta. Fue entonces cuando el hombre se encontró atravesado en la carretera un coche, con una sirena azul encima, «parecían de la policía, no sospeche nada, pensé que era una redada de la Secreta».

Los tres asaltantes de nacionalidad española, y no colombiana como se rumorea por el pueblo, «me maniataron las manos y me taparon los ojos», explicó este pescador quien no ha querido dar más detalles ya que «la Guardia Civil tiene abierta una investigación». El hombre fue liberado por los asaltantes en el área recreativa de Lamuño.

El pescador, que lleva 20 años en la profesión, ha asegurado a EL COMERCIO que este incidente nada tiene que ver con los fardos de drogas que una embarcación de Cudillero encontró el pasado agosto en alta mar y que entregó a los agentes de la Benemérita. «Yo no encontré ningún fardo, nada tengo que ver con eso», dijo el hombre, al que los tres asaltantes le rompieron el tabique nasal y le causaron «heridas graves en la cara». El pescador quiso zanjar así su posible implicación en la captura de unos de estos fardos, que desmiente haber capturado y ser el motivo de la paliza, por la que tuvo que ser atendido en el hospital San Agustín de Avilés.

El hombre no entiende que es lo que ha podido ocurrir, «siempre evito los problemas», al tiempo que añadió que «no te puedo decir a ciencia cierta que me hayan confundido», apuntó, sin querer dar más detalles para no perjudicar la investigación policial.