Alertan de la aparición de «manchas blanquecinas» en el puerto de Viavélez

Las manchas de color blanco aparecieron en el agua del puerto hace días. /  E. C.
Las manchas de color blanco aparecieron en el agua del puerto hace días. / E. C.

La regidora afirma que dio aviso al Seprona, que lo mantiene vigilado, y sospecha que puedan tener su origen en la descomposición de algas

BELÉN G. HIDALGO EL FRANCO.

El agua del puerto de Viavélez lleva días con un aspecto blanquecino que preocupa a los vecinos de esta localidad de El Franco. «Hoy (por ayer) está un poco más claro y parece que se movió un poco con el nordeste, pero la semana pasada estaba como la leche», lamentó el presidente de la asociación de vecinos Santo Ángel de Viavélez, Hermenegildo Tellado.

La voz de alarma la dieron desde la cofradía de pescadores, que fueron los encargados de poner sobre aviso al Ayuntamiento franquino. «No tenemos ni idea de lo que puede ser. El agua se ve blanquecina. Aguanta así ocho días, lo mueve un poco la mar y vuelve a estar normal un par de meses. Aparece de un día para otro», explicó el secretario de la Cofradía de Pescadores Santo Ángel de la Guarda, Carlos Bedia.

Por su parte, la alcaldesa de El Franco, Cecilia Pérez, confirmó que había recibido el aviso desde la cofradía. Tras conocer esta situación, se puso en contacto con el Seprona. «Estaba vigilante ya. No hay señales de vertido», aseguró la regidora franquina, recordando que desde finales del verano, cuando hubo un vertido de gasolina, el Seprona está controlando el puerto. «Se supone que es bastante habitual que pase y suele coincidir con la desintegración de algas. Parece que no es un producto contaminante», afirmó la alcaldesa, aunque aseguró desconocer el origen de ese aspecto blanquecino en las aguas del puerto de Viávélez. No obstante, Pérez hizo un llamamiento a la tranquilidad y aseguró que el Seprona le advirtió que «no había mortandad de ningún animal».

Sin embargo, Bedia sostiene que no es algo nuevo. «Hace dos años se llamó al Ayuntamiento y estuvo un técnico levantando arquetas por si se trataba de un vertido del saneamiento. Pero no vieron nada raro y quedó así la cosa», recordó Bedia. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) también tomó entonces muestras del agua. «No supimos los resultados. Vimos el otro día a la Guardia Civil por allí, pero no sabemos si tomaron muestras».

Lo cierto es que el agua blanquecina mantiene preocupados a los vecinos de Viavélez, que no saben si atribuir el origen de este fenómeno a un problema con el saneamiento, a la posibilidad de que exista agua estancada en la que se descomponen algas, como sostiene la alcaldesa. «Antes no pasaba nunca. Es una cosa muy rara. Nadie sabe el motivo», recordó el representante de los pescadores de esta localidad franquina.

Por el momento, Bedia afirmó no haber visto peces muertos. «Es solo el aspecto. Tampoco da olor. Pero si nunca pasó, ¿por qué pasa ahora?. A la gente le parece raro», concluyó.

 

Fotos

Vídeos