San Antolín de Ibias revive su tradicional mallega de trigo

Teófilo Flórez, José Ramón Barrero y José Antonio Linares. /  D. S. F.
Teófilo Flórez, José Ramón Barrero y José Antonio Linares. / D. S. F.

DAVID S. FUENTESAN ANTOLÍN DE IBIAS.

Como si de un paseo en el tiempo se tratase, el recinto ferial del Foxo, en San Antolín de Ibias, regresó al pasado a través de la mallega. Antaño era una fiesta en la que una veintena de vecinos se juntaban para obtener el cereal. La llegada del trabajo mecanizado hizo que la tradición fuese cayendo en el olvido hasta que, hace nueve años, un grupo de unos treinta vecinos recuperaron un evento con el que mostrar al público la tradicional mallega.

El trabajo, en realidad, comenzó en febrero con la siembra del centeno que ayer se malló ante centenares de miradas. Se hizo de manera manual, bareando el cereal, y también con las maquinarias. Una fiesta que mantiene vivo el modo de vida que durante años marcó al pueblo de Ibias y que «se transmite a las nuevas generaciones gracias a esta recreación», destacó la alcaldesa, la popular Gemma Álvarez. Ensalzó el trabajo llevado a cabo por los vecinos para poder disfrutar de este evento. Una fiesta que tuvo una gran acogida entre los vecinos y también entre los turistas, que acudieron al municipio para aprender uno de los oficios tradicionales y que ha acabado desapareciendo de este territorio del suroccidente asturiano.