El Ayuntamiento de Cudillero paraliza las obras en el cuartel del Pito

El regidor explica que en el edificio de la Fundación Selgas se realizaron más trabajos que los permitidos en la licencia

B. G. H. CUDILLERO.

El Ayuntamiento de Cudillero ha paralizado las obras en el edificio de la Fundación Selgas que alberga el cuartel de la Guardia Civil en El Pito. Según indicó el regidor pixueto, Ignacio Escribano, el motivo responde a que las actuaciones llevadas a cabo habrían excedido a las autorizadas. «Se paralizó porque hicieron más obra que la amparada por la licencia solicitada», confirmó el alcalde. La Policía Local acudió a detener los trabajos que se estaban ejecutando.

«Aún se pueden legalizar»

No obstante, el alcalde popular, recordó que aún existe la posibilidad de que esas obras puedan legalizarse si se presenta la documentación oportuna para ello. «Desde la paralización tienen un mes para legalizar las obras, plazo que no ha concluido», argumentó Escribano.

El edificio está catalogado y protegido por Patrimonio. Por eso, cualquier obra debe contar con su informe favorable previo. El edificio, que fue la antigua Casa Rectoral, fue cedido por la familia Selgas cuando un incendio afectó al edificio que ocupaba la Guardia Civil en la villa pixueta. Por el momento, los agentes de la Benemérita están prestando el servicio en el cuartel del Soto del Barco. «Mucho antes del inicio de las obras la Guardia Civil ya se había trasladado a allí e iba al de El Pito en determinados horarios para la atención al público», recordó el regidor.

La Fundación Selgas-Fagalde, que gestiona las propiedades de los Selgas, abrió al público este año la Quinta de El Pito, 'el pequeño Versalles', entre el 19 de junio y el 30 de septiembre. Los interesados pudieron disfrutar de sus jardines de estilos francés, inglés e italiano, así como del palacio y el Pabellón de los Tapices. La reapertura al público fue muy bien recibida por los vecinos y también por el propio Ayuntamiento, que destacó su importancia como recurso turístico para el concejo.