El Ayuntamiento de Somiedo recurrirá el fallo que le da 674 hectáreas a León

El Ayuntamiento de Somiedo recurrirá el fallo que le da 674 hectáreas a León

El Ministerio de Política Territorial ordena la ejecución de la sentencia de 2012 que aprueba el deslinde de 1788 que defendía Cabrillanes

BELÉN G. HIDALGO SOMIEDO.

El litigio entre Cabrillanes (León) y Somiedo por la titularidad de 674 hectáreas, una batalla judicial que entablaron en el año 2000 y que enfrenta a Asturias y León, suma un nuevo capítulo con final amargo para el concejo asturiano. A través de una orden, el Ministerio de Política Territorial da luz verde al deslinde entre ambos términos ordenando, tal y como figura en el Boletín Oficial del Estado, la ejecución de la sentencia dictada por Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Se deberá realizar teniendo en cuenta el acta de la Real Ejecutoria de 1788, defendida por León como la válida. Pero la batalla continuará.

El alcalde somedano, Belarmino Fernández, advirtió de que desde el Ayuntamiento de Somiedo agotarán todas las vías a su alcance para defender el deslinde que ellos consideran ha de delimitar la frontera con León. «Vamos a ir a un contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional. Estamos preparando el recurso. Nada es definitivo», anunció el regidor somedano, recordando que la orden ministerial pone fin únicamente a la vía administrativa.

El Ayuntamiento de Somiedo siempre sostuvo que la frontera que hay que respetar es la referida en el acta de deslinde y amojonamiento levantada entre Somiedo y Cabrillanes en 1882 y en el acta de la operación practicada para conocer la línea de término y señalar los mojones comunes a los términos de Cabrillanes y Villablino, levantada por el Instituto Geográfico y Catastral el 12 de septiembre de 1932.

El regidor somedano reitera que no tiene sentido «delimitar lo ya delimitado» y no duda a la hora de calificar la situación de «incongruente». «Entendemos que tenemos razón. Son montes propios de los vecinos de El Puerto desde siempre», dijo el alcalde. Además, anunció que se están planteando recurrir también la sentencia, pues la consideran «un atropello. Establece una indefensión jurídica. Es una aberración», alegó el regidor de Somiedo, explicando que debería primar el último acuerdo firmado y consensuado y no el de más antigüedad.

Sin embargo, de acuerdo con la información que obra en la resolución del BOE, la jurisprudencia para resolver estos expedientes de deslinde sostiene que hay que tener en cuenta los documentos más antiguos de los que se tenga conocimiento practicados de conformidad con los interesados. Así, el Instituto Geográfico Nacional realiza su propuesta en base al apeo de 13 de septiembre de 1785 reflejado en la Real Ejecutoria de 1788, dado que es el reconocimiento de la línea límite jurisdiccional entre Somiedo y Babia de Suso (hoy Cabrillanes) con acuerdo entre las partes, el más antiguo que consta en la documentación del expediente y del que se tiene conocimiento.

«¿Ahora todos los límites que hay en este país, firmados y consensuados, si aparece un documento anterior, se anulan? Es inconcebible», reiteró el alcalde.