Cae una banda que robaba en casas y locales de Galicia y el occidente asturiano

Material recuperado por los agentes tras la detención de las tres personas. / GUARDIA CIVIL
Material recuperado por los agentes tras la detención de las tres personas. / GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil explica que el grupo criminal siempre actuaba en inmuebles desprovistos de cualquier sistema de alarma o de grabación

D. S. FUENTE VIVEIRO (LUGO).

En el marco de la operación 'Zona Cero' la Guardia Civil detuvo a tres vecinos de Foz, Ribadeo y Valadouro, de 23, 26 y 32 años, como supuestos integrantes de un grupo criminal dedicado al robo con fuerza en al menos 25 viviendas y locales comerciales en la mariña lucense y el occidente asturiano.

Las investigaciones de esta operación se iniciaron el pasado año, cuando la Guardia Civil detectó un aumento de los robos con fuerza en viviendas, principalmente segundas residencias ubicadas en urbanizaciones aisladas sin dispositivo de seguridad. Las primeras investigaciones, según fuentes de la Benemérita, constataron que para llevar a cabo los robos actuaban en dos grupos de manera independiente y solo se coordinaban cuando lo consideraban necesario por el alcance del robo.

El grupo criminal «estaba altamente cualificado y experimentado», ya que llevaba a cabo «estudios previos de sus potenciales objetivos», dijo la Benemérita, quien dio a conocer que siempre actuaban en inmuebles desprovistos de cualquier alarma o dispositivos de grabación. La banda, actuaba con rapidez, y llegó a asaltar hasta cinco viviendas en una sola noche, forzando las puertas o ventanas haciendo palanca con algún tipo de herramientas con el fin de sustraer los efectos de su interior.

Al extranjero

El material hurtado y las herramientas empleadas eran ocultados en sus domicilios, de donde los agentes pudieron recuperar parte de los elementos, como televisores, maquinaria, herramientas, motores y otros efectos relacionados con los hechos delictivos investigados, que posteriormente pretendían trasladar en furgonetas por receptadores a terceros países como Marruecos o Rumanía. Algunos de los objetos sustraídos en estos robos fueron vendidos en establecimientos de compra-venta de las provincias de Lugo, León y Asturias.

Con esta actuación, La Guardia Civil da por desmantelado uno de los grupos criminales más activos dedicados al robo en viviendas habitadas. La operación, coordinada por el Juzgado de Instrucción Número 1 de Viveiro en la provincia de Lugo, continua abierta y no descartando nuevas detenciones en próximas fechas.